El colegio comienza en Sevilla con obras, sin comedores y denuncias
Varios operarios trabajaban ayer en el adoquinado de los accesos al instituto. (kako Rangel)

El curso vuelve con retrasos y quejas. Los colegios Silos y José Ramón (Alcalá de Guadaíra) y Álvarez Quintero (Utrera) empezarán el 24 por culpa de las obras. No está listo el nuevo colegio de Espartinas –empieza el lunes con aulas prefabricadas–, ni 21 de los 58 nuevos comedores. 

El Ayuntamiento de Sevilla, que ha terminado 12 proyectos, debe concluir el cubrimiento de la pista de baloncesto del Lora Tamayo, la instalación del ascensor del Juan de la Cueva, la pintura del Al-Andalus y las obras del Jorge Juan y Antonio Ulloa. Y tiene pendiente instalar un ascensor, dos porches y un comedor en tres colegios más.

Nuevos centros

Sevilla estrena colegios en Alcalá de Guadaíra, Umbrete y Espartinas e institutos en Mairena del Aljarafe y Bormujos. Y se han reformado cinco en Morón, Utrera, Valencina y Sevilla. En algunos «se trabajará hasta el domingo», pero la Junta dice que las únicas incidencias serán Alcalá y Utrera.

Alumnos

Hay 359.544, 3.426 más que en 2006.

Profesores

Sevilla tiene 25.490, 250 más.

Centros

Son 1.003, 738 públicos y 265 privados. 370 centros ofertarán aula matinal, comedor...

FP

27 nuevos ciclos, entre ellos Patronaje y Confección (Parque Alcosa) y Atención Sociosanitaria (siete más).

Idiomas

Tres escuelas oficiales más en Constantina, Estepa y Mairena del Aljarafe, se unen a las de Alcalá de Guadaíra, Écija, Lebrija y la de la capital sevillana.

Conservatorios

El Cristóbal de Morales impartirá Cante Flamenco y el de Danza, Baile Flamenco y Danza Contemporánea.

Reclamaciones

Educación ha estimado 287 de las 731 reclamaciones de padres que denunciaron falsedad de datos en 81 centros. 235 son por domicilio familiar y laboral, 20 por renta o hermanos, seis por minusvalía y 26 por familia monoparental. 

PADRES INDIGNADOS

Eduardo Chávez.

La carta que nos envía este lector se refiere al colegio José Ramón de Alcalá de Guadaíra, cuyas obras no han terminado, lo que provocará el retraso del inicio de las clases una semana más. «Las obras de ampliación se iniciaron a finales de julio», lo que, critica, afecta a más de 750 alumnos de Infantil y Primaria, que hasta que comiencen el curso «tendrán que seguir en sus casas». Chávez también acusa al Ayuntamiento de la localidad de querer iniciar las clases «sin importar la seguridad de los niños y la planificación de los profesores».

Virginia García.

Tiene dos hijos y los matriculó en un centro concertado. El día 5 fue al colegio y se encontró con «la sorpresa» de que su hija no tenía plaza. La habían denunciado por falsear supuestamente su dirección laboral. Educación le envió una carta que iba a nombre de su ex pareja y a su dirección laboral. Así que, como en su trabajo nadie conocía a un trabajador con el nombre de la ex pareja de Virginia, la carta fue devuelta. Ahora se ha quedado en paro y ya no tiene domicilio laboral. La «solución» que le ofrecen: interponer un contencioso administrativo y matricular a su hija en otro centro. «Me han perjudicado por un error».