El Festival Internacional de Cine de Gijón, que se celebrará entre el 22 de noviembre y el 1 de diciembre, presentó recientemente la programación de este año.

¿Qué novedades hay para esta edición?

Creamos una nueva competición para películas de no ficción y documental. Pueden optar a este premio todas las cintas que se presenten en Gijón, da igual el formato que sea.

¿Por qué un nuevo premio?

Otros años se iban de vacío algunas películas que se merecían ganar algo. Ahora tienen otra oportunidad obras que pueden estar rodadas tanto en celuloide como en vídeo digital.

¿La crisis de espectadores afectará al certamen?

No. Este festival va dirigido sobre todo a gente joven que busca cine que abra caminos. No es el cinéfilo al uso, que quiere ver un estreno sin más. En Gijón gusta mucho el cine no domesticado.

¿Qué más hay, aparte de películas?

Queremos que los directores se acerquen al público. Promoveremos los encuentros entre ellos.

BIO

Tiene 42 años. Estudió psicología, aunque desde 1995 dirige el festival gijonés. Antes impartió cursos de análisis fílmico para el Principado.