Fito «Cantaría con Shakira; no tengo los complejos de cuando era estúpido»
El dúo jerezano actúa hoy.

Fito, el inquieto y menudo rockero bilbaíno, presenta su último disco, Por la boca vive el pez. Será esta misma noche de viernes en las pistas deportivas de San Lázaro (Oviedo). Cerca de 20.000 gargantas le aguardan y cientos de miles de copias vendidas le avalan.
(Suena su móvil en mitad de la entrevista).

Espera, que lo tiro por la ventana. (Lo apaga). ¿Qué me decías?

Que eso, que 20.000 personas para verle. ¿Qué les da?

No sé... Les habrá gustado el disco, y ésta es la consecuencia.

Era un chaval con gorra, y ahora una estrella...

La putada sería que no te hagan caso, ¿no? Yo estoy agradecido. Bueno, a veces dices: «Joder, en vaya lío que me he metido», pero yo saco la parte buena. Vale, ni se me ocurre salir de fiesta un sábado. Me quedo con unos amigos en casa y ya está. Y claro, luego lo que pasa es que salgo a la calle con mis viejos y de repente me vienen diez tíos a hablarme. Pues no, ¿sabes?

Claro. ¿Ha tocado en muchos locales míticos de su Bilbao natal?

Todos. Pero mira lo que te digo. No puedo disfrutar de 20.000 tíos si antes no me he pateado 200 bares. Y ya te digo que la banda se los ha comido.

Pero esta noche veremos un Fito más maqueado…

Sí, hemos tirado por una gira de sitios grandes, pabellones y así. Para hacer disfrutar a tanta gente hay que poner pantallas, luces, gran sonido... Para mí es nuevo; hay cincuenta personas currando en la gira que me dicen: «Oye Fito, ¿cómo quieres acabar? ¿Qué hacemos con esto?».

¿Y usted decide todo?

Bueno, de las luces no voy a hablar, que no tengo ni puta idea.

¿No se siente como un bicho raro en la lista de los 40? Ni gomina, ni ropita, ni gimnasio...

No me siento un bicho raro porque no estoy ahí metido, en eso del glamour. Yo vivo en un pueblo, y pasa que mis discos se venden mucho. Tengo las mismas preocupaciones que cualquiera.

¿Cantaría con Shakira?

Pues sí. Ya no tengo los complejos de antes, cuando era un estúpido. Si la canción me toca, pues claro. No voy a tocar con uno sólo porque vaya con chupa y eso. He actuado con El Canto del Loco porque quiero, y punto.

Las familias escuchan Fito en el coche. Les gusta al padre y al hijo.

A mí me gusta, y no sólo porque el disco suene en la lista de los 40. Cuando logras que gente tan diferente te escuche…, que no sólo vengan los cuatro de siempre…, que al final van por militancia… Sí, es importante. Tener un público sin prejuicios, es bueno. Hacer vibrar a toda esa gente durante dos horas y media de concierto es lo más grande del mundo.

¿Tirará la gorra al público?

¡Ja! Pues sí, justo donde está el bajista…, cinco grados a la izquierda… Ja, ja. No, ya no las tiro. Antes, justo cuando la gorra cogía las formas de mi cabeza, la tiraba, y me quedaba sin ninguna. Es como una chupa de cuero, que tiene que ser tuya. ¿Sabes?

BIO

Adolfo Cabrales, Fito, nació en el barrio bilbaíno de Zabala en 1966. Por la boca vive el pez, el quinto disco de su carrera en solitario con la banda Fito & Fitipaldis, ha vendido cientos de miles de copias. Antes de tocar en solitario, grabó ocho discos con Platero y Tú, grupo que pasará a la historia de la música rockera española. No oculta que no tuvo estudios ni que trabajó en un bar de prostitutas.

* Viernes 14.  San Lázaro. Precio: 21 euros. Entradas en El Escorialín, C/Marqués de Santa Cruz (Oviedo) en horario comercial.

EL PREGÓN Y EL CHUPINAZO, LO PRIMERO

Además del concierto de Fito, hoy a las 20.00 h, en la plaza del Ayuntamiento, tendrá lugar el pregón de fiestas a cargo de Manuel Díaz, consejero de la Presidencia de la compañía EMI Internacional. Acto seguido, la montañera Rosa Fernández lanzará el chupinazo que dará el arranque de las fiestas de San Mateo de este año. A continuación, se procederá a la imposición de bandas a las reinas y damas de las fiestas. Por último, se procederá a la apertura de los chiringuitos. ¡Y empieza la fiesta grande de Oviedo!