Según ha informado a Europa Press el alcalde de Íllora, Antonio Salazar, entre los invitados más destacados al enlace ha figurado el rey Juan Carlos y la duquesa de Cornualles, Camila Parker Bowles, esposa del príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra.

Alrededor de la Iglesia de la Encarnación, del siglo XVI y obra de Diego de Siloé, donde se ha celebrado la boda, se han congregado "muchos vecinos", según ha indicado el regidor, que ha recordado que se había previsto un dispositivo especial de seguridad, por lo que se habían instalado vallas en un perímetro concreto.

Además, algunos vecinos han engalanado sus balcones, según ha añadido Salazar, que ha destacado que el evento se ha vivido "con mucho respeto" por parte del pueblo, de forma que desde la casa de Wellington han quedado "muy contentos con la cercanía y amabilidad" con la que han acogido los habitantes de Íllora este evento.

En ese sentido, el alcalde ha destacado la importancia que para el municipio reviste esta boda, que ha ayudado a promocionar su nombre a nivel internacional, según ha valorado el regidor, que por ello ha realizado un balance muy satisfactorio del discurrir de esta jornada especial.

Fue la novia, hija de Charles Wellesley, noveno duque de Wellington, la que optó por celebrar su boda en la iglesia de Íllora, en el centro del pueblo. Tras la ceremonia religiosa, los invitados se iban a trasladar a la finca que el duque de Wellington tiene en el municipio, de más de 1.000 hectáreas, para la fiesta privada organizada por las familias de los novios.

Se trata de una finca que el Gobierno de España donó a perpetuidad a Sir Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, por su ayuda para combatir la ocupación francesa durante la Guerra de la Independencia. Edificada a principios del siglo XIX, es conocida con el nombre de 'La Torre' y ocupa toda la antigua Dehesa Baja de Íllora, una enorme extensión de terreno que llega hasta Alomartes y limita con La Loma y el Molino del Rey.

Consulta aquí más noticias de Granada.