GRADUACIÓN UNIR 2016
GRADUACIÓN UNIR 2016 EUROPA PRESS

Vázquez ha realizado estas declaraciones a Europa Press con motivo de la ceremonia de graduación que esta tarde ha tenido lugar en Riojaforum. Cabe recordar que, esta tarde, más de 1.600 personas se han dado cita en la capital riojana para ser testigos de la graduación de cerca de 400 alumnos de los Grados de Derecho, Maestro de Educación Infantil, Maestro de Educación Primaria, Criminología, Ciencias Políticas y Gestión Pública, Comunicación, Dirección y Administración de Empresas y Trabajo Social.

En el acto también han participado el presidente del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra y el delegado del Gobierno de La Rioja, Alberto Bretón, entre otras autoridades riojanas.

Los recientes graduados de la Universidad Internacional de La Rioja proceden de nueve países distintos tanto de Europa como de Latinoamérica. En concreto, provienen de España, Andorra, Francia, Bulgaria Colombia, México, Bolivia, Ecuador y República Dominicana.

"NUESTROS GRADUADOS HAN SUPERADO UN DESAFÍO IMPORTANTE"

El rector ha querido mostrar su satisfacción por celebrar este día ya que "supone que nuestros alumnos han logrado acabar sus carreras universitarias y se han enfrentado a un desafío importante y lo han superado" en una universidad "que ofrece la particularidad de ser cien por cien on line".

"La mayoría de los alumnos que acuden a nuestros estudios lo

hacen porque conocen la calidad de estos así como por recomendación de familiares, amigos o antiguos estudiantes que han pasado por aquí. Son personas que quizás, no pueden acceder a la universidad más tradicional por su situación laboral" pero "lo que es cierto es que nuestros estudiantes saben que, una vez matriculados, cuentan con la figura de un tutor que les guía por este camino y les ayuda a organizarse, ésta puede ser la clave del éxito de nuestra enseñanza", ha destacado.

PRESENCIA SÓLIDA EN IBEROAMÉRICA, INGLÉS E INVESTIGACIÓN

De cara al futuro, el rector de la UNIR también lo tiene claro, "queremos asentarnos con más esencia en algunos países iberoamericanos, a pesar de que hoy en día, ya tenemos una presencia muy sólida en países como, por ejemplo, Argentina o Uruguay".

Además, "nuestra pretensión es incorporar a nuevos alumnos en programas que impartimos en inglés" ya que, como ha recordado, "acabamos de empezar un IMBA (International Master's in Business Administration) en ese idioma con profesores en los cinco continentes y alumnos dispersos por todo el mundo". Todo ello, "junto con el interés de seguir fomentando nuestros resultados de investigación que es algo muy importante para nosotros".

"INSTITUCIÓN PROFUNDA E INTENSAMENTE HUMANA"

Por su parte, y durante su discurso institucional, el rector de la UNIR ha destacado que la Universidad es "una institución profunda e intensamente humana y marcadamente personal". Algo que ocurre también "en el caso de una Universidad como la nuestra en la que su docencia descansa por completo en la tecnología digital, a la que en muchos casos, precisa e injustamente, se la señala como despersonalizadora".

Vázquez ha querido felicitar a todos los graduados y recordarles que "la experiencia de todos vosotros y la de los compañeros que aún no han acabado sus grados puede testimoniar que, como cualquier otra creación humana rectamente aplicada, la tecnología digital en la docencia universitaria puede ser un medio magnífico para una enseñanza por completo personal".

En ella se pueden tener en cuenta "la forma de ser y las circunstancias vitales de cada estudiante y en la que el estudiante establece fuertes vínculos con sus compañeros, algunos de los cuales se convierten en amigos a los que se da entrada en la propia vida y con los que se comparte sentimientos, alegrías, tristezas, preocupaciones y esperanzas. Es decir, se comparte lo más personal que poseemos".

Tal y como ha relatado, "la vida humana es decidir, elegir entre las posibilidades que cada uno tiene ante sí. Hay decisiones que comprometen para toda la vida. Somos libres en la medida en que somos capaces de comprometer nuestro ahora y nuestro entero futuro, y en la fidelidad a esos compromisos que nos implican y que nos complican, se comprueba el temple y la valía de una persona".

En este sentido, ha continuado, "hay otras decisiones mucho más modestas, de mucho menor alcance, de las que apenas se van a derivar, al menos a primera vista, consecuencias para nosotros ni para los demás. Pero estas también contribuyen, aunque sea en muy pequeña medida, a trazar nuestra trayectoria vital".

Por ello, "las grandes decisiones, como la de estudiar una carrera universitaria, incluso cuando ya se ha sobrepasado la edad en la que ordinariamente se cursan estos estudios, se han de sustentar luego sobre cientos de pequeñas decisiones humildes y cotidianas, que comportan el saber vencer la atracción que sobre nosotros ejercen muchas realidades en sí mismas legítimas, que, de no haber tomado esa decisión, no tendríamos por qué negarnos".

En este punto ha lanzado un mensaje muy especial para los alumnos ya que "han sido muchas las veces que habéis que tenido que decir que no a planes con la propia familia o con los amigos o que habéis renunciado a vuestras aficiones, cualquiera que estas sean. Sin todas esas renuncias, no estaríais hoy aquí. Han sido renuncias y negaciones, que han merecido, sin duda la pena".

"Quizá de todos los conocimientos que en vuestros respectivos grados habéis adquirido, este sea el más importante: el re-conoceros como personas capaces de alcanzar una meta ardua", ha indicado.

"TRANSMISORES DE OPTIMISMO"

José María Vázquez ha alentado también a los graduados a "proponernos ser una especie de activistas transmisores de optimismo entre aquellos que nos rodean. Hemos de ayudar a los demás a que se propongan metas altas y animarles a que las consigan".

Todo "en una sociedad en la que se corre el peligro de que se instale generalizadamente la tediosa y desconsoladora convicción de que nada vale la pena o la de que no se puede hacer nada".

Por ello, "ser portadores del mensaje de que las metas altas merecen perseguirse y pueden ser alcanzadas es una misión de gran importancia que no debéis rehuir, precisamente porque sois testigos creíbles de que es posible, con esfuerzo, conseguir metas que resultan difíciles".

Aún así, ha destacado, "hemos de ser bien conscientes que hay muchas cosas que nunca seremos capaces de conseguir, ni individual, ni colectivamente. Pero otras muchas sí que podemos alcanzarlas o contribuir a que algún día sean alcanzadas".

Finalmente ha expresado el agradecimiento tanto a las familias como a los amigos de los graduados porque "lo más probable sin ellos, o no habrías podido, u os habría costado mucho más llegar hasta aquí. Seguramente de ellos habéis recibido ánimo, comprensión y ayuda con tareas que en estricta justicia os corresponderían a vosotros: muchas gracias también a vosotros, familiares y amigos de los graduados".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.