El incansable artista trae a Oviedo un espectáculo autoproducido y con el que lleva dos años recorriendo España. Lo estrenó en Barcelona, su ciudad natal, en 2002, y lo define como una apuesta escénica «difícil de definir». Al preguntarle quién debe sentirse aludido con el título, dice que sólo se trata de «un pataleo» y que no deben sentirse acusados «ni las banderas, ni las fronteras, ni el Rey, ni la erección».

El escritor, actor y humorista incluye registros diferentes con la intención puesta únicamente en lograr la risa del público. Asegura que es su espectáculo «más completo», porque hay «un mimo, un actor, un cantante...». Se sube al escenario  acompañado únicamente por un piano.

De forma virtual, a través de una gran pantalla, el humorista Andreu Buenafuente, el científico Eduardo Punset, el peluquero Llongueras, la stripper Chiqui Martí y el actor gijonés Arturo Fernández, entre otros, añaden comentarios que dan forma a la obra.

* Teatro Filarmónica (Mendizábal). Días 14, 15 y 16 de septiembre, a las 20.30 h. Patio de butacas, 20 euros, y entresuelo, 18.

Vuelve a la televisión

Desde que dejó La Noche abierta, Pedro Ruiz (Barcelona, 1947) ha recorrido España con Pandilla de mamones, una obra en la que el tema de la corrupción es uno de los puntos claves de su discurso. Es lo último que ha hecho desde entonces y pasará a formar parte de su biografía como un impás entre el programa de entrevistas y uno nuevo de humor que dirigirá en Telemadrid y que comenzará a emitirse el 24 de este mes. En El siguiente permanecerá tras las cámaras.