Los campings de la provincia de Barcelona ingresarán entre un 3% y 5% menos durante esta temporada (hasta un 30% en el caso de los servicios de restauración y comercios ubicados en los recintos).

Julio fue un mes pésimo ya que sólo se ocupó el 65% de las plazas
El descenso es notable a causa de sus altibajos, ya que han tenido una ocupación media del 94% a principios de agosto que compensó un julio pésimo (65%).

El mal tiempo y las lluvias han sido el principal escollo para que los campings hayan alcanzado las cifras del año pasado. La meteorología ha provocado que las estancias fueran más cortas.

Fidelidad francesa 

Los franceses fueron los más fieles, aumentado su presencia, seguidos de los holandeses y los italianos.

El presidente de la Asociación de Campings , Francesc Josep Caballé, destacó la presencia nuevas nacionalidades, como los turcos, los griegos o los rusos.

La presencia del turista español se ha estancado y muchas veces se limita a una estancia de paso. Los profesionales denuncian trabas burocráticas para ampliar sus instalaciones.