Producción ecológica
Producción ecológica EUROPA PRESS/ECOVALIA

Por este motivo, el CES ha considerado necesario dotar al Plan de Producción Ecológica de la "suficiente flexibilidad" como para retomar, modificar o reorientar las medidas programadas que justificadamente lo requieran para conseguir los objetivos pretendidos.

El CES cuestiona también la falta de concreción en los integrantes del Comité de Seguimiento del Plan de Producción Ecológico tras una composición abierta. En este sentido, reclama que formen parte del Comité personas en representación de las Organizaciones Profesionales Agrarias que se designen en función de su representatividad.

Desde el punto de vista del control y certificación de la producción ecológica, competencia de las comunidades, pide que se lleve a cabo con la "mayor minuciosidad posible" para dar valor a los productos e insta a Itacyl y a Caecyl que velen por el "cumplimiento exhaustivo" de la norma.

Estas son las principales conclusiones del informe previo elaborado por el CES sobre el Plan Estratégico de Producción Ecológica de Castilla y León 2016-2020 que valora por su visión global ya que su desarrollo afecta a todos los eslabones de la cadena, "desde el campo a la mesa", algo "positivo" para incentivar la agricultura ecológica, un mercado en crecimiento y que "puede aportar mayor valor añadido a la economía de la Comunidad".

En este sentido, el CES ve "urgente" la implementación de las medidas del Plan y el cumplimiento de los plazos de actuación establecidos para poder revertir en los próximos años la actual situación, con una producción ecológica menor que la de la media nacional -la superficie de Castilla y León sólo representa un 2 por ciento de la nacional- cuando el peso del sector agrario y ganadero general está por encima de la media de España.

En concreto y según los datos publicados por el ITACYL actualizados a 2015, Castilla y León cuenta con una superficie agrícola dedicada a la producción ecológica de más de 35.000 hectáreas dedicadas en su mayoría a cereales y leguminosas y a pastos, praderas y forrajes y cuenta con más de 700 operadores, más de 150 son empresas de transformación.

El sector que más operadores agrupa es el de bodegas y embotelladoras de vino con casi un tercio del total. Por provincias, Zamora es la que cuenta con mayor superficie dedicada a agricultura ecológica, más de diez mil hectáreas, casi el 30 por ciento del total de la Comunidad.

El CES espera a este respecto que el Plan de Producción Ecológica ayude a que el peso del sector de producción ecológica se acerque "al menos" a los niveles correspondientes al peso del sector en el modelo productivo de la Comunidad.

Para seguir poniendo en valor la producción ecológica de Castilla y León, el CES ve "clave" que cuando las distintas instituciones autonómicas utilicen productos ecológicos apuesten por la adquisición de los de la Comunidad.

Por otro lado, el Consejo Económico y Social expresa su preocupación en este informe ante el hecho de que sólo un 20 por ciento de la producción ecológica nacional esté destinada al consumo interno lo que denota, a su juicio, que no existe un mercado de proximidad, "que es una de las características que habría de tener la producción ecológica".

Del mismo modo, recuerda que en estos momentos se está llevando a cabo una revisión de las normas de producción ecológica a nivel europeo, un documento "de suma importancia" para el sector ante la falta de disposiciones a nivel nacional.

Para el CES, este nuevo reglamento debe tener como objetivo la

armonización de las normas en consonancia con las políticas de la Unión Europea y debe adaptarse a las demandas del sector también en España "ya que es un referente a nivel europeo en producción ecológica".

El Plan Estratégico de Producción Ecológica está enmarcado en la Plataforma de la Competitividad Productiva Agroalimentaria de Castilla y León, donde constituye un nuevo pilar, y vincula a todos los eslabones implicados en la elaboración de productos ecológicos a través de la

Plataforma de Competitividad Productiva Ecológica de Castilla y León.

La producción ecológica se define en el plan como un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de

sustancias y procesos naturales.

El CES destaca a este respecto la "importancia" de la producción ecológica tanto en su vertiente de responder a la demanda de un mercado "cada vez más exigente y preocupado" por la calidad de los productos, como en lo que se refiere a su contribución social en la protección del medio ambiente y el desarrollo rural, a fin de evitar el despoblamiento y en la generación de empleo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.