Colegio, escuela, primaria, infantil, niño, niña, niños, comedor escolar
Colegio, escuela, primaria, infantil, niño, niña, niños, comedor escolar EUROPA PRESS

Esta labor, desempeñada por los inspectores del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Dirección General De Salud Pública y Adicciones, se hace anualmente en los centros de Educación Primaria, escuelas infantiles, guarderías y ludotecas, entre otros.

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, con motivo del Día Nacional de la Nutrición, explicó que "una dieta sana y saludable y la práctica de actividad física, poniendo especial atención en la infancia, puede ayudar a prevenir la aparición de enfermedades crónicas y la obesidad".

La actuación se lleva a cabo desde 2005 en el marco del 'Programa de Control Oficial Sanitario de Alimentos y Zoonosis' mediante el cual también se colabora activamente con la Consejería de Educación y Universidades en la elaboración de dietas sanas y equilibradas.

En concreto, las inspecciones en comedores se realizan desde el curso 2004-2005, periodo en que se realizaron 329 inspecciones en comedores escolares de centros educativos, de los que solo 14 respondían a una dieta sana y equilibrada con 1.073 comensales.

Molina puntualizó que "aunque los menús eran variados y en ellos no faltaba ningún alimento esencial, incluían demasiados platos precocinados y derivados cárnicos grasos". Se califica como dieta sana y equilibrada aquella que, acorde con la edad, tiene el aporte adecuado de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Desde el curso 2004-2005 se ha incrementado de forma notable el número de comedores que siguen una dieta sana y saludable. En concreto, en el curso 2010-2011, coincidiendo con la entrada en vigor del decreto

97/2010, de 14 de mayo, por el que se establecen las características nutricionales de los menús y el fomento de hábitos alimentarios saludables en los centros docentes no universitarios, conocido como 'decreto de las chuches', cuando "se dio un gran paso".

El director general recordó que "la Región fue pionera en la elaboración del 'decreto de las chuches', con el que se dio cumplimiento a la Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición, con el objetivo de eliminar la bollería y los refrescos de los centros escolares y promover una mejora en los comportamientos dietéticos de los escolares".

FRUTA, VERDURA Y PESCADO

La Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS), diseñada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tiene como finalidad mejorar los hábitos alimentarios e impulsar la práctica habitual de actividad física, haciendo especial hincapié en la etapa infantil.

Los indicadores de la Estrategia NAOS revelan que durante el curso 2011-2012 solo un 49 por ciento de los comedores escolares incluían en su menú un mínimo de cuatro raciones de fruta fresca a la semana. En la actualidad, esa cifra se ha incrementado al 75 por ciento.

Esta tendencia también la han experimentado los comedores escolares en lo relativo a las verduras. Así, un 95 por ciento de centros contemplan en su menú un mínimo de cuatro raciones de verduras frente al 71 por ciento del curso 2011-2012.

Asimismo, se recomienda como mínimo una ración semanal de legumbres y otra de pescado. El primer indicador ha aumentado del 87 por ciento al 99 por ciento, mientras que el segundo se mantiene estable en un 85 por ciento.

El director general subrayó que "es fundamental concienciar a los niños desde edades tempranas de los beneficios que tiene adoptar una vida sana y saludable y de cómo influye una mala alimentación y el sedentarismo en la salud".

OTRAS ACTUACIONES

Las consejerías de Sanidad y de Educación y Universidades colaboran desde hace años en el desarrollo del Plan de Educación para la Salud en la Escuela. La prioridad es sensibilizar a los escolares sobre la necesidad de consumir de forma habitual frutas y verduras.

Asimismo, desde la Estrategia 2015 se aborda el problema de la obesidad infantil ya que, según revela el Estudio Regional sobre Obesidad Infantil, elaborado en 2013 por distintos centros de Salud y dirigido por la pediatría María Isabel Espín, uno de cada tres niños murcianos con edades comprendidas entre los dos y los 14 años tiene sobrepeso. Es decir, el 32 por ciento de los niños murcianos.

Por otra parte, desde el Programa Activa Familias, impulsado por la Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano, se trabaja con niños, con edades comprendidas entre los seis y once años, que presentan hábitos sedentarios y signos de sobrepeso u obesidad.

Estas actuaciones se implementan con el Proyecto Universidad Saludable, que se ejecuta a través de un convenio marco entre la Consejería de Sanidad y la Universidad de Murcia, para incentivar la promoción de estilos de vida sanos entre los universitarios.

La dieta es clave durante las distintas etapas de la vida, por lo que desde los centros de salud de Atención Primaria se trabaja activamente en este sentido. Por ello, también se recomienda a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia seguir una alimentación sana ya que "lo contrario podría tener efectos negativos en la salud del bebé".

El director general de Salud Pública y Adicciones, Manuel Molina, concluyó que "el cometido es crear conciencia social, que los ciudadanos sean agentes activos y comprometidos con el cuidado de su propia salud, pues invertir en prevención es invertir en salud".

Consulta aquí más noticias de Murcia.