El histórico Café Boulevard volverá a amenizar los ratos de relax de los bilbaínos dentro de unos seis meses, el tiempo que le costará rehabilitarlo a la empresa que lo adquirió hace casi un año. El Ayuntamiento ya le ha concedido la licencia de reforma. El local guardará la misma imagen que los bilbaínos tienen del café de toda la vida, el estilo Art Decó de principios del siglo xx. Pero también habrá cambios, sobre todo en lo que se refiere a su superficie. El espacio pasará de los 600 m2 actuales a 485. Se trata, según dijo ayer la edil Julia Madrazo a Radio Euskadi, de «redimensionar los espacios para dar mayor comodidad al cliente».