Estos cambios obedecen a la demanda de los usuarios, según ha indicado la Conselleria en una nota de prensa.

Una de las mejores se produce en la línea Bunyola-Palmanyola-Palma (L220), con un trayecto más directo entre ambas poblaciones que pasa de los 50 minutos actuales a 35 minutos.

Además, los usuarios de la línea "verán una mejora significativa en los horarios del servicio en las horas punta": se pasa de una frecuencia de una hora a 45 minutos tanto a las salidas desde Bunyola como desde Palma.

La parada del hospital Joan March se elimina de esta ruta pero se ofrece a la línea 302.

Los cambios en la ruta Bunyola-Palmanyola-Palma "no sólo suponen un trayecto más directo y rápido entre las poblaciones sino que se consigue un aumento del número de expediciones".

Los días laborables se incrementa en dos servicios más, pasando de 30 a 32, y los fines de semana y festivos, el incremento de expediciones es de 4 más, pasando de 16 a 20 los sábados y de 11 a 15 los domingos y festivos.

El núcleo de Pla de sa Coma aumenta también las conexiones hacia Palma pasando de 6 a 29 expediciones diarias de lunes a viernes; los sábados, de 4 a 20; y los domingos y festivos, de 4 a 15.

La mejora en el tiempo de trayecto supone la reordenación de paradas en los núcleos urbanos donde pasa esta línea.

Los cambios en las paradas se irán explicando durante estos días a los usuarios, tanto en la estación intermodal de Palma como las propias paradas y en la misma línea, y también mediante carteles informativos en las paradas y los autobuses.

La mejora del tiempo de trayecto "es uno de los objetivos del Consorcio de Transportes de Mallorca para el transporte interurbano de la isla, para que sea una alternativa real al coche", ha indicado la entidad.

El 1 de junio la línea 302 de Marratxí, también se modifica y cambia su recorrido: la nueva ruta ofrece una conexión entre el Hospital Joan March, es Garrovers, Sa Cabana y la Estación Intermodal de Palma.

La modificación supone dar servicio a núcleos de población como Cas Binissalemer, Cas Molí (urbanización Son Reus) o Can Sionet que hasta ahora no tenían.

Esta línea también incorpora tres paradas dentro de la urbanización de sa Coma, y otra en el centro de atención a la parálisis cerebral, Aspace, una parada reclamada por los usuarios y trabajadores de este centro.

Todas estas nuevas incorporaciones tendrán 13 frecuencias diarias de lunes a viernes, y 10 los fines de semana.

La modificación de esta línea supone también una reducción en el tiempo del trayecto para los núcleos como Son Daviu, es Garrovers y Nova Cabana que tendrán el servicio directo hacia Palma en 20 minutos, evitando el transbordo actual en la estación de tren de Marratxí.

Además, los cambios en esta línea de Marratxí suponen conectar la zona noroeste del municipio (Sa Cabana, Nova Cabana, se Garrovers, Son Daviu) y los núcleos de la carretera vieja de Bunyola con el hospital Joan March.

En este sentido, se incorpora una nueva parada de bus en la calle de la Cabaña de Marratxí, a 750 metros (9 minutos) de la estación de tren de Pont de Inca, que permitirá la conectividad entre todas las poblaciones de la red ferroviaria y el hospital.

Las poblaciones del Pla de na Tesa, Son Llebre y Son Llatzet también mejoran la conectividad, tendrán un servicio directo hasta Palma con un ahorro de tiempo por trayecto de 10-15 minutos.

Estas poblaciones dejan de estar servidas por la línea 302 y pasan a formar parte del itinerario de la línea 400, Lloret-Palma.

La línea 301 que hace el servicio de Pòrtol, sa Cabaneta hacia la estación de Marratxí aumenta el número de frecuencias en 9 por cada sentido, ofreciendo 22 trayectos de ida y 22 de vuelta los días laborables, y 9 por sentido los fines de semana.

La línea 400, Lloret también incrementa el número diario de expediciones que conectan Lloret y Pina con Palma, los días laborables, se pasa de 10 a 12 expediciones diarias, y los fines de semana de 6 a 8.

Además la línea pasa a circular por es Pont d'Inca, Pla de na Tesa, Son Llatzet y Son Llebre y establece su cabecera en Lloret.

Además, el día 1 de junio también entran en vigor mejoras horarias en las líneas 403, de Ariany y 406, Sant Joan.

La línea 403 incrementa el número diario de expediciones que conectan Ariany y Maria con Sineu y Palma, los días laborables, se pasa de 10 a 13 expediciones diarias, y los fines de semana de 6 a 8.

Toda la información se puede consultar en la web www.tib.org