Así lo ha indicado a Europa Press la concejala de Urbanismo y Vivienda, Encarna Camacho, quien ha destacado el "alto número" de ofertas que se han recibido, entre las que también hay varias del propio municipio iliturgitano. Ha explicado que se están realizando las correspondientes mesas de contratación y después se hará la "valoración por parte de los técnicos para la adjudicación", algo que ha estimado para principios o mediados de junio.

"En verano comenzarán los trabajos, para los que se prevén seis meses, de modo que esperamos que para Navidad esté ya funcionando el edificio como salón de actos", ha comentado para añadir que el Ayuntamiento posee la cesión de uso en virtud de un convenio con su propietario, el Obispado de Jaén, y con esta inversión tienen "garantizado mantenerlo durante unos 20 o 25 años más".

En concreto, según ha recordado, las obras de consolidación se han licitado por 96.579,84 euros, si bien esta cantidad se podrá ver mejorada a la baja por los licitadores, dado que el único criterio de adjudicación es el económico. Las principales actuaciones consistirán en reforzar la cimentación de los muros laterales y atirantar las cerchas de la cubierta, motivos que están originando el desplazamiento de los muros de carga, sobre todo en la calle Mezquita.

La iglesia de Santa Marina es el templo más antiguo de Andújar, levantado sobre una mezquita y que conmemora el día en que Fernando III el Santo entró en la ciudad. Está incluida en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Monumento.

Situada en el primitivo barrio amurallado, fue construida originalmente en estilo gótico y sufrió importantes transformaciones en la primera mitad del siglo XVII, de la mano del maestro mayor de obras del Obispado de Jaén, Juan de Aranda y Salazar, por orden del entonces obispo don Baltasar Moscoso y Sandoval.

Entonces se añadieron a la construcción original la capilla mayor y la sacristía, dando como resultado un armonioso conjunto de volúmenes interiores y un aspecto exterior de tintes mudéjares, similar a otros inmuebles de la localidad. Su torre-espadaña, rehabilitada en 2009 por el Ayuntamiento con fondos del Gobierno central, es una de las más representativas del municipio.

En ese año comenzaron estudios de control de movimiento en la estructura del antiguo templo ante fisuras e inclinaciones en algunos de sus muros, que se prolongaron en el tiempo y que, de hecho, llevaron al cierre preventivo del edificio en 2014. Ahora, gracias a la próxima intervención, Andújar podrá recuperar el edificio en su condición de centro cultural.

Consulta aquí más noticias de Jaén.