Tras el abandono de Imaz, y su invocación a la unidad dentro del PNV, dirigentes del partido jeltzale están manteniendo contactos para tratar de consensuar un único candidato a la presidencia de la ejecutiva, el Euskadi Buru Batzar (EBB).

Hasta ahora, solamente ha trascendido el nombre de Iñigo Urkullu, actual presidente de la ejecutiva de Vizcaya (BBB), más afín al sector que hasta ahora lideraba Imaz. Mientras tanto, Joseba Egibar, presidente de la ejecutiva de Guipúzcoa y cabeza visible del llamado sector soberanista, se mantiene en absoluto silencio.

Las posibilidades de que las luchas intestinas en el partido dejen de hacerse visibles han aumentado, en opinión de algunos destacados dirigentes nacionalistas, después de que las dos corrientes internas hayan consensuado la semana pasada un único texto para la ponencia política, el documento que marca la línea ideológica del partido.

La respuesta a esta cuestión comenzará a aclararse a partir de hoy mismo, día en el que termina el plazo para que los afiliados peneuvistas presenten candidatos a la presidencia del EBB. La designación culminará el mes de diciembre.

Rubalcaba: El ministro de Interior no cree que con la salida de Imaz el PNV cambie sus posiciones fundamentales respecto a la violencia de ETA.

Joseba Alvarez: El dirigente abertzale dijo que la salida de Imaz será una buena si el PNV «deja la vía de la represión y de la colaboración con el PSE».