Shaila Dúrcal «Mi disco es para mi madre, me acuerdo a diario de ella»
Shaila Dúrcal.

De casta le viene al galgo. Y es que por las venas de Shaila Dúrcal corre sangre de artista por los cuatro costados, de su madre, Rocío Dúrcal, ha heredado su imponente físico. No ha querido dejar pasar la oportunidad de demostrar lo que vale por sí misma al público asturiano, por lo que actuará el domingo por la noche en un concierto en el plaza de la Catedral. Hablamos con ella sobre su disco.

¿Cómo surgió la idea de hacer un álbum con canciones de su madre?

Fue un regalo que quise hacerle. No le dio tiempo a verlo en la calle, pero sí que pude ponerle las maquetas. Es una forma de demostrarle que soy lo que soy gracias a ella.

¿Y qué le dijo su madre?

Había canciones que no reconocía, pero le gustó.

En Suramérica le ha ido de miedo...

Ten en cuenta que allí mi madre es muy querida y a mí me han tratado fenomenal.

Además, ésta no ha sido la primera vez que se ha subido a un escenario...

¡Hombre! Me había subido muchas veces, pero haciéndole los coros a mi madre. Es muy distinto estar sola.

¿Siempre supo que quería dedicarse a esto?

Siempre. Por eso mi madre y mi padre me han enseñado la profesión desde dentro.

La parte artística, la parte empresarial...

¿Qué le dicen en casa?

Siempre me han apoyado. A mi padre esto le ayuda muchísimo a salir, a quitarse sus cosas de la cabeza.

La tiene muy presente...

Me acuerdo de mi madre todos los días.

Y a su padre, ¿en qué se parece?

Como virgo que somos, nos exigimos mucha perfección.

¿Se siente afortunada?

Muchísimo.

BIO

Es madrileña y tiene 27 años. En persona se parece aún más a su madre, Rocío Dúrcal. Es optimista y nunca deja de sonreír.

* El domingo. Plaza de la Catedral. Gratis.