El tatuaje que hace felices a los niños enfermos

  • La tinta utilizada para hacer los dibujos es temporal e inocua, se va con un lavado y se aplica con aerógrafo sobre la superficie de la piel.
  • Se ha hecho viral: una de las publicaciones en Facebook ya ha conseguido más de 400.000 me gusta y se ha compartido más de 250.000 veces.
  • El artista, Benjamin Lloyd lleva tiempo pintando en muros, coches y animales.
Uno de los niños del hospital de Nueva Zelanda muestra feliz el tatuaje.
Uno de los niños del hospital de Nueva Zelanda muestra feliz el tatuaje.
Facebook / Benjamin Lloyd art collection

Benjamin Lloyd ha cumplido el sueño de niños enfermos del Hospital Starship de Auckland (Nueva Zelanda). A los niños les encanta la pintura y el tatuador acudió este jueves con su arsenal al centro donde se encuentran ingresados para adornarles el cuerpo y alegrarles la cara. "Normalmente están aburridos, tristes. En cuanto empecé a pintarles no paraban de reír, estaban emocionados", declaró a Lloyd a 'Verne'.

La tinta que utiliza para hacer los dibujos es temporal e inocua, se va con un lavado y se aplica con aerógrafo sobre la superficie de la piel. "Algunos niños no se quieren duchar en una semana", cuenta el tatuador. Las imágenes de los niños se han hecho virales a través de las redes sociales.

"No puedo explicar el sentimiento que me da para poner una sonrisa en sus rostros. Nada me da más alegría que conseguir su confianza con un tatuaje personalizado", explica el tatuador a través de Facebook. Una de las publicaciones ya ha conseguido más de 400.000 me gusta y se ha compartido más de 250.000 veces.

Benjamin Lloyd cuenta a Verne que tenía una semana de vacaciones y se le ocurrió aprovechar el tiempo de esta manera. "No me esperaba que se fuese a hacer viral y no lo hice para darme publicidad", asegura.

El artista pinta de todo, no solo niños. Lleva tiempo usando el aerógrafo en muros, coches y hasta animales, como perros, gatos y hasta un caballo. Con la enorme respuesta que ha tenido su proyecto no dejan de llamarle para encargos, pero la reacción de la gente le ha hecho replantearse su trabajo.

Ahora quiere viajar por el mundo (entre los destinos que tiene en mente, está España), ir a más hospitales para pintar a los niños, pero también para hacer murales que les alegren el día de forma permanente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento