La computación como una asignatura más: aprendiendo a programar desde los 6 años

  • En España, muy pocos colegios de Primaria y Secundaria incluyen las ciencias de la computación como una asignatura más dentro de sus programas.
  • La iniciativa sin ánimo de lucro CoderDojo permite que niños y niñas de entre 6 y 15 años se acerquen de forma fácil y amena al mundo de la programación.
  • El objetivo es que España adquiera relevancia en esta comunidad mundial de clubes de programación gratuitos para niños y adolescentes.
  • BLOG: La enseñanza de ciencias de la computación en España, en pañales
Un niño participa en una actividad de programación como parte de la iniciativa CoderDojo.
Un niño participa en una actividad de programación como parte de la iniciativa CoderDojo.
Jorge París
Salesforce (empresa que suministra servicios de tecnología en la nube) se ha propuesto impulsar en España la iniciativa sin ánimo de lucro CoderDojo, una comunidad mundial de clubes de programación gratuitos para niños y adolescentes en la que ya participan 37.000 jóvenes de 57 países. "Esto consiste básicamente en permitir que niños y niñas de entre 6 y 15 años se acerquen de forma muy fácil y amena al mundo de la informática", explica Miguel Milano, presidente de Salesforce para España, Oriente Medio y África.

Las nuevas tecnologías siguen siendo una asignatura pendiente en las escuelas. De hecho, aún son pocos los colegios que cuentan con las ciencias de la computación como una materia más. Según el estudio Educación en Ciencias de la Computación en España 2015, elaborado por Google junto a la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Everis, "la mayoría de los colegios españoles de Educación Primaria y Secundaria no ofrecen enseñanza de las ciencias de la computación".

Más concretamente, el 57% de los encuestados dice que su colegio no dispone de esta oferta. Aunque algunas CCAA están empezando a integrar la materia en los currículos educativos y se ha constatado que, en los últimos años, ha habido un aumento significativo en el número de iniciativas de computación lanzadas como actividades extraescolares (el 21% dice tener este tipo de oferta), la formación parece insuficiente. El 26% no es consciente de su existencia y el 13% recurre al autoaprendizaje.

"El trabajo de campo realizado recuerda que las ciencias de la computación se han empezado a introducir como materia recientemente, y no de manera homogénea. Por lo tanto, el número de niños con acceso hoy día a esta asignatura sigue siendo bajo, y principalmente se centra en actividades extraescolares", explica Fran Ruiz Antón, director de políticas y asuntos públicos de Google España.

Con el objetivo de mejorar esta situación, Salesforce (empresa que suministra servicios de tecnología en la nube) se ha propuesto impulsar en España la iniciativa sin ánimo de lucro CoderDojo, una comunidad mundial de clubes de programación gratuitos para niños y adolescentes en la que ya participan 37.000 jóvenes de 57 países. "Esto consiste básicamente en permitir que niños y niñas de entre 6 y 15 años se acerquen de forma muy fácil y amena al mundo de la informática", explica Miguel Milano, presidente de Salesforce para España, Oriente Medio y África.

"Me hierve la sangre cuando veo el paro juvenil que hay en el sur de Europa, y más concretamente en España, y al mismo tiempo veo las miles de vacantes que hay en el mundo de la tecnología. Los salarios de entrada de gente que sepa programar son brutales y la flexibilidad laboral que te permite ser un experto en codificación, también. Sin embargo, no enseñamos a nuestros niños en las escuelas a programar, cuenta Milano.

En España ya existen algunos Dojos, en Madrid y Andalucía, pero el objetivo de esta nueva iniciativa es crear algo más estable, "con mayor regularidad y rigor que lo que se está haciendo ahora". Para empezar, el proyecto CoderDojo en España se va a desarrollar dos veces al mes durante seis meses.

"Estamos enfocándonos en entrenar a los coaches, a los profesores que enseñan a programar, y a la vez queremos llamar la atención para que haya muchas empresas de España que presenten sus oficinas, ordenadores e instalaciones al proyecto y promuevan este tipo de actividades", cuenta el experto.

El coordinador del proyecto en España, Javier Iglesias, insiste en la importancia de potenciar el aprendizaje de las ciencias de la computación. "El mundo de la tecnología va por ahí. Si realmente queremos que los niños cambien el mundo, cambien la manera de trabajar y encuentren unos empleos mucho más interesantes, deben aprender a programar", asegura.

La clave para despertarles el interés es llevar la materia a su terreno. "Si nosotros les damos un curso de programación hablando de Pac-Man, es difícil que se enganchen. En cambio, si les dices que es de Minecraft, es bastante más cercano a ellos. Es decir, hay que ponerlo en su voz, en su manera de comportarse, en su experiencia", explica Iglesias, quien asegura que lo más importantes es el proceso de gamificación, que trabajen jugando.

El mejor ejemplo de esto fue la jornada organizada hace unos días en el evento Salesforce Essentials, donde se enseñó a un grupo de niños a volar drones, diseñar un videojuego y programar el movimiento de un robot utilizando al pequeño BB-8 de Star Wars como reclamo. Estos pequeños, los que ahora disfrutan imaginando sus androides y aprendiendo nociones básicas de código, tienen el futuro en sus manos. El objetivo es que no sean los únicos y, en pocos años, la programación y las ciencias de la computación sean algo tan normal en los colegios como la lengua o las matemáticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento