EL Servicio de Transporte Adaptado para trasladar a personas con discapacidad o dependientes, conocido como el 065 social, costará 33 millones de euros anuales y estará «plenamente vigente» en 2009. Así lo avanzó ayer Emilio Pérez Touriño después de que el Consello diera luz verde al decreto que regula el Servicio Gallego de Apoyo a la Movilidad Personal. En el mismo se precisa que los potenciales usuarios deberán acreditar su incapacidad para utilizar la oferta pública y padecer un grado de dependencia catalogado o un nivel superior al 65%. En consecuencia, se trata de un «transporte a la demanda, no regular», que debe solicitarse.