La Tarjeta Mobilis (que ahora se usa en los viajes del autobús) también llega al tranvía. Ferrocarrils de la Generalitat pone hasta el domingo de límite para que las tarjetas magnéticas que se utilizan para los trayectos del TRAM se canjeen por las universales Mobilis. Todos los bonos que no hayan sido canjeados antes del lunes dejarán de tener valor y perderán su saldo. La implantación de sistemas de peaje con tarjetas sin contacto Mobilis (que se pueden recargar en los estancos) comporta más ventajas, como mayor velocidad de cancelación y la eliminación del riesgo de atasco que existe con el resto de tipos de tarjeta.