Una bomba mató a 15 personas en una zona militar. Al menos 15 personas murieron ayer y otras 11 resultaron heridas al estallar una bomba en un centro militar de alta seguridad de la localidad de Tarbela, en la Provincia de la Frontera del Noroeste de Pakistán, según informaron medios locales. El portavoz del Ejército, Waheed Arshad, confirmó la muerte de diez personas y «varios» heridos, aunque otras fuentes oficiales citadas por el canal privado Geo TV elevan los fallecidos a 15. El atacante era al parecer un adolescente que hizo estallar los explosivos que llevaba consigo en una furgoneta de pasajeros a la que se subió cuando la Policía intentó detenerle. Asimismo, unos desconocidos abrieran fuego contra un autobús de pasajeros en Karachi, matando a seis personas.