Los dos constructores y el promotor de la obra de Cádiz en la que murió un fontanero de 48 años sin contrato fueron puestos
en libertad con cargos y sin fianza después de prestar declaración en la Comisaría de la Policía Nacional y pasar a disposición judicial.

La víctima, Jesús María Mera López, trabajaba en un andamio y se precipitó al vacío desde una altura correspondiente a un tercer piso.
Uno de los empresarios admitió que el fallecido no tenía contrato

Uno de los constructores reconoció que el fallecido no tenía contrato porque "estaba en periodo de prueba", pero que tenía la "intención" de incorporarlo a la plantilla en los próximos días.

La fiscal de Cádiz, María Ángeles Ayuso, vaticinó el fin de la actividad de la constructora, debido a la fuerte indemnización que tendrá que pagar. Los sindicatos han pedido un castigo ejemplar.

580 muertos hasta junio

En los seis primeros meses del año han muerto 580 trabajadores, un 14% menos que en el mismo periodo de 2006.