La etapa de la infancia y la adolescencia en las aulas no es un camino de rosas. Una tercera parte de los escolares de entre 7 y 17 años se sienten intranquilos todo el rato, sufren miedos y sudores de manos de origen desconocido, según una encuesta realizada a 25.000 estudiantes.

Estos datos son la principal novedad de los datos del libro Mobbing escolar, en el que los profesores Iñaki Piñuel y Araceli Oñate incluyen las principales conclusiones extraídas de los últimos informes Cisneros sobre este tipo de violencia.

Desastres humanos

En respuestas a preguntas planteadas de forma directa, el 38% de los estudiantes aseguran no tener mucho de qué presumir y un 32% piensa que es malo o que no tiene remedio. Alrededor de una cuarta parte de los encuestados presenta problemas de autoestima, ya que se consideran un desastre humano. De hecho, más de un 23% afirma que si tuviera la oportunidad de volver a nacer le gustaría ser una persona diferente.

A estos problemas de autoestima se unen los síntomas de estrés postraumático, que afectan a una cuarta parte de la población infantil, según los datos extraídos del informe. Así, más de la mitad de los consultados afirma que muy pocas personas son dignas de su confianza; casi un 35% admite tener recuerdos horribles mientras están despiertos y el 28% sufre ataques repentinos de rabia.

Síntomas de depresión

Los datos clínicos recogidos también muestran una alta presencia de síntomas de depresión: un 27% dice que a veces se encuentra sin esperanza o que siente miedo y angustia al pensar en el futuro y uno de cada cuatro cree que nadie le aprecia.

El coautor del libro, Iñaki Piñuel, remarcaba ayer su preocupación por unos datos «extrapolables a los siete millones de menores que forman parte del sistema escolar». El problema, recuerda Piñuel, «va más allá del acoso escolar; está en una sociedad que enseña cordialmente a los niños a odiarse desde pequeños. Vivimos en un modelo narcisista que nos empuja a buscar constantemente el cambio».

Acoso en el aula

Violencia: El 90% de    los centros educativos españoles de Primaria, Secundaria y Bachillerato son escenario de actos de violencia.

Modalidades: El 90%   de los profesores han presenciado agresiones verbales; físicas, el 28,6% y un 32%, amenazas, coacciones, chantajes o intimidaciones.

Profesores: Casi la mitad sufre estrés, están quemados o han sido acosados. Un 24% dice haber sido víctima de algún tipo de violencia.

Alumnos: Uno de cada cuatro se ve afectado por el acoso. El 23% asegura que lo sufre con frecuencia, y el 44% dice que ha sido acosado al menos una vez.

Sexos: La tasa de acoso escolar entre los niños es de un 24,4% y de un 21,6% entre las niñas.

¿Tienes hijos con estos problemas? cuéntanoslo en...  www.20minutos.es

 4 preguntas a...

Mª Luisa Ferrerós. Psicóloga infantil

1 ¿Le sorprenden los resultados de este informe? No; que un 25% de los chicos presenten problemas de autoestima no es un dato fuera de lo común.

2 ¿Y el hecho de que muchos quisieran volver a nacer para ser personas diferentes? Tampoco, porque en el periodo de la adolescencia, por ejemplo, los menores están reafirmando su personalidad y no se gustan ni física ni psicológicamente. Y de estos sentimientos previos a la etapa adulta surgen las sensaciones de angustia.

3 Y en esta fase del desarrollo el entorno de los colegios no ayuda demasiado. Es cierto que el sistema de la escuela actual no favorece demasiado la autoestima. Pero en ningún caso se trata de un problema escolar, sino social.

4 ¿Y en qué consiste este problema? En que los niños crecen en un entorno social donde se valora al que más despunta, a las personas que se adaptan a los cánones difundidos por la televisión o la publicidad.