Los Mossos d'Esquadra acordonaron este jueves por la noche la zona de la Plaça del Vi de Girona, donde se concentraron 400 independentistas que estaban quemando fotografías de la Familia Real a un kilómetro del Pabellón de Fontajau, donde el Rey Don Juan Carlos estaba presidiendo un acto.

Los manifestantes expresaron que la Universitat de Girona quedó "retratada" compartiendo por la esta tarde con el monarca la inauguración del Parc Científic i Tecnològic, ya que consideraron que se trata de alguien que no tiene "ningún vínculo con el mundo académico ni con el país".

Banderas independentistas

Los jóvenes, que ondeaban banderas independentistas, leyeron un manifiesto ante el Ayuntamiento de Girona, donde expresaron que conocían al rey de "las revistas", cuando "sonríe" diciendo que la lengua catalana "nunca ha sido perseguida".

La manifestación, que avanzaba en dirección al recinto donde se encontraba el monarca, obligó a desplegar un dispositivo de los Mossos d'Esquadra, que acordonaron la zona. Esto hizo retroceder a los congregados.