Vía libre a los comerciantes de los mercados de abastos para decidir qué tardes abrirán sus puestos. El Pleno del Ayuntamiento aprobó ayer una modificación de la ordenanza reguladora de estos espacios de venta por la que se establece el derecho de cada mercado a abrir o no en horario vespertino.

Desde hace dos años, el Consistorio obligaba a los siete mercados de abastos de la ciudad a abrir los martes y los viernes por la tarde. Sin embargo, los minoristas expresaron su rechazo a esta política, una posición que ha provocado que el Gobierno municipal cambie la ordenanza al respecto.

Cabe preguntarse si esta medida liberalizadora beneficiará a los consumidores a la hora de tener más amplitud de horario para hacer sus compras. Nada más lejos de la realidad. El presidente del Consorcio de los Mercados Municipales, José Luis Álvarez, señala que «la postura general es que ninguno abra por las tardes, puesto que no compensa el esfuerzo». No obstante, será cada mercado el que tome libremente una decisión en este sentido.