Los Ayuntamientos de Gavà y de Castelldefels anunciaron que la Comisión de Seguimiento Ambiental del Aeropuerto de Barcelona (CSAAB) ha acordado mantener la actual configuración de pistas segregadas más allá de la entrada en funcionamiento de la nueva Terminal Sur del aeropuerto. Este organismo afirma que la distribución actual es la que más reduce el ruido sobre ambos municipios.

Esta decisión se tomó hoy en el seno de la CSAAB después de haberse debatido en el Grupo Técnico de Trabajo de Ruidos a petición del Ayuntamiento de Castelldefels y del resto de municipios afectados.

Aena rectifica

Inicialmente, Aena tenía previsto el cambio de configuración a pistas independientes con la entrada en funcionamiento de la nueva terminal, lo que supondría que los aviones podrían despegar y aterrizar por las dos pistas. Con la configuración de pistas segregadas, se evita que los aviones aterricen por la tercera pista sobrevolando el barrio de Gavà Mar y se reduce el volumen de aterrizajes por la pista principal sobrevolando Castelldefels.

Según fuentes del Ayuntamiento de Castelldefels, mantener la configuración actual permitirá evaluar y concretar iniciativas que hagan compatible el incremento de las operaciones del aeropuerto con la calidad de vida de los vecinos.Por su parte, el Ayuntamiento de Gavà calificó de "muy importante" el acuerdo alcanzado en la CSAAB.

Con vistas a la futura T2

Según varios estudios, con la puesta en marcha de la nueva terminal Sur y el mantenimiento de la configuración de pistas segregadas, el aeropuerto de El Prat podría absorber el crecimiento de operaciones previsto hasta el año 2012.

Para entonces, Aena tiene previsto haber iniciado ya la construcción de la Terminal Sur Satélite, que ampliará todavía más la capacidad de las instalaciones de El Prat.