La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado hoy por unanimidad comenzar el proceso de expropiación de tres casas adosadas a la zona de ábsides de la Iglesia de San Pedro el Viejo con el fin de liberar a este monumento románico de los inmuebles que se apoyan en sus muros.

Acuerdos con los propietarios

Según informaron fuentes municipales, el consistorio ha alcanzado ya acuerdos con los cinco propietarios de dos de las casas afectadas, a los que abonará un total de 446.000 euros, y mantiene las negociaciones con el dueño del otro edificio adosado al templo, que ha rechazado todas las ofertas realizadas.

Abrirán un corredor en la zona de ábsides y parte lateral del claustro

La actuación prevista por el Ayuntamiento contempla la apertura de un corredor en la zona de ábsides y parte lateral del claustro de este conjunto románico, a fin de resaltar su destacado valor histórico y artísticos.

El pasillo diseñado permitirá eliminar los riesgos para ábsides, cubierta y otros elementos del templo que suponen los edificios colindantes.

Por otra parte, los miembros de la comisión de Urbanismo han rechazado el recurso de reposición interpuesto por un vecino de la ciudad contra el Plan Especial de restauración de la antigua muralla medieval de Huesca, así como unas alegaciones a dicho recurso presentadas por otra persona afectada.

La denegación de estas iniciativas permite el cumplimiento del acuerdo de pleno del Ayuntamiento de Huesca de 17 de mayo de este año de aprobación del Plan Especial de la Muralla.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUESCA