El 90,3% de los contratos que firman
los jóvenes aragoneses son temporales

  • Los empleos tienen una duración media
    de apenas dos meses y medio.
  • Se formalizan sobre todo en el sector industrial, en limpieza y en comercio.
  • Los sueldos no superan los 1.100 euros.
Un repartidor, ayer en Zaragoza.
Un repartidor, ayer en Zaragoza.

Los jóvenes aragoneses lo tienen difícil para lograr un puesto de trabajo estable, cualificado y bien pagado. Nueve de cada diez contratos firmados por menores de 25 años son de carácter temporal y con una duración media de 75 días, según los últimos datos del Observatorio del Mercado de Trabajo del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem).

Este año los jóvenes han firmado ya 94.722 contratos, de los que 85.551 (el 90,3%) son de carácter temporal. Los sueldos, en función de la especialización del puesto, oscilan entre los 750 y los 1.100 euros al mes.

Peones industriales, personal de limpieza, camareros, dependientes y empleados de transporte son las ocupaciones más demandadas. Las empresas de trabajo temporal aseguran que el mercado laboral de Zaragoza está en uno de sus mejores momentos, tanto que incluso hay puestos que se quedan sin cubrir por falta de mano de obra.

«Las empresas piden muchos titulados de FP en ramas como electrónica, mecánica o automoción. Estos especialistas tienen el trabajo asegurado», explica Elena Calonge, de la ETT Attempora.

Sólo una pequeña parte de los jóvenes que trabajan temporalmente tienen posibilidad de continuar en la misma empresa. El año pasado, dos de cada diez contratos eventuales se prorrogaron, mientras que sólo el 5,7% de ellos se convirtieron en indefinidos, según un estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras.

Tener coche ayuda a colocarse

«Tener coche multiplica las posibilidades de encontrar un buen trabajo», explica Natalia Romera, de la ETT Alta Gestión. La mayor parte de las empresas que buscan operarios y peones están fuera del núcleo urbano y muchas descartan a los candidatos que no tienen vehículo propio. En cualquier caso, las agencias de colocaciones destacan que los puestos de trabajo que están fuera de Zaragoza son los que más tardan en cubrirse. «Hay mucha oferta de empleo y la gente prefiere quedarse aquí», señalan.

Las claves

Poca preparación. El 68,6% de los 35.679 contratos suscritos en agosto en Aragón fueron para trabajadores con ninguna o baja formación. Así, 4.345 los firmaron personas analfabetas, 2.971 con estudios de primaria y 17.179 con el primer ciclo de ESO terminado. Los titulados universitarios sólo firmaron 1.976 contratos (el 5,5% del total).

Más paro. Maestros, abogados, trabajadores sociales e historiadores son los que más problemas tienen para encontrar un puesto acorde a su preparación. En la lista del paro hay hasta 26 titulaciones universitarias que acumulan más de 30 personas cada una en busca de trabajo.

Nuevos perfiles. Algunas empresas prefieren contratar personal de más de 50 años y con cargas familiares para asegurarse de que el trabajador no va a dejar el empleo. En otras, se valora más la responsabilidad del candidato que su experiencia. «Los jóvenes suelen ser más inestables, y las empresas buscan seguridad», explican en Attempora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento