Ausbanc cobró 39 millones de euros de los bancos en diez años y otros cinco en subvenciones

El letrado y presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros (Ausbanc), Luis Pineda.
El letrado y presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros (Ausbanc), Luis Pineda.
ARCHIVO

Ausbanc, asociación a través de la que Luis Pineda presuntamente extorsionaba a bancos y empresas, consiguió en una década pagos de 39 millones de euros por parte de entidades financieras, pero además obtuvo entre 2012 y 2013 más de 5 millones de euros de subvenciones públicas.

Así consta en la denuncia que el fiscal Daniel Campos presentó al juez a partir de las investigaciones de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y que dio motivo a la intervención del teléfono de Pineda en noviembre de 2015.

De acuerdo con dicho informe, que obra en el sumario al que ha tenido acceso Efe, Ausbanc Empresas habría obtenido en una década 37.933.138,99 euros procedentes de entidades financieras y Ausbanc Consumo habría recibido 1.939.297,90 euros.

Además, en 2012 se le concedió una subvención de 2.860.156,65 euros y en 2013 otra de 2.563.918,42 euros. El fiscal considera llamativo esas subvenciones a una asociación que entre 2005 y 2012 estuvo excluida del Registro estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios y que en 2014 volvió a quedar fuera del mismo.

En 2005, Ausbanc quedó excluida de ese registro por ofrecer trato favorecedor en su página web a las entidades que pagasen.

Otros presuntamente estafados eran los cerca de 4.000 asociados, que pagaban 72 euros como cuota de ingreso y 15 más cada mes pensando que se convertían en "socios de pleno derecho", cuando, según la Policía, su dinero se destinaba "al enriquecimiento personal de sus directivos".

La UDEF comenzó a investigar a partir de una denuncia anónima del 2 de febrero de 2015 y tomó declaración a representantes de diferentes bancos, testimonios de los que dedujo que Ausbanc obtenía financiación encubierta como convenios publicitarios con entidades financieras "de una forma en cierto modo coaccionada", puesto que quienes no accedían o dejaban de pagar eran fruto "de importantes campañas de acoso por parte de Ausbanc".

La Policía identificó el uso de tácticas "cuanto menos intimidatorias" a los bancos, a los que advertía de que su negativa a firmar convenios podía llevar aparejada una serie de consecuencias, es decir, campañas de desprestigio por parte de Ausbanc.

Las cantidades exigidas a algunos bancos alcanzaban los 300.000 euros anuales, cifras que la Policía considera fuera de mercado.

"Resulta llamativo que Ausbanc, asociación que tiene como fin principal la defensa de los derechos e intereses legítimos de los usuarios de los servicios prestados por las entidades de crédito, tenga como principal fuente de financiación los pagos realizados precisamente de las entidades financieras, que son contra las cuales, según su objetivo de ser, debería dirigir sus actuaciones", expone el fiscal.

En esa línea, la Policía acusa a Pineda de actuar contra sus representados al rebajar sus pretensiones a cambio de esas negociaciones. A juicio de los investigadores, "desde su inicio, Ausbanc fue creada para, bajo el amparo de una asociación sin ánimo de lucro que busca la defensa de los consumidores, lograr el lucro personal de su ideólogo, Luis Pineda, así como de un reducido grupo personas pertenecientes a sus órganos de administración"

Una entrevista a Hillary Clinton

Entre otra de las cosas que ha trascendido este miércoles, figura que Luis Pineda negoció meses antes con el cónsul de España en Washington, Enrique Sardá, la posibilidad de entrevistar a Hillary Clinton y darle la portada de la revista que su asociación edita en Miami, Mercado de Dinero USA.

De esa negociación queda constancia en una conversación telefónica intervenida por la Policía y que obra en el sumario de la causa que investiga el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, al que ha tenido acceso Efe.

Se trata de una de las primeras conversaciones tras la intervención del teléfono del presidente de Ausbanc, quien recibió el 18 de noviembre una llamada del cónsul interesándose por la postura que iba a tomar su revista ante las elecciones estadounidenses.

Enrique Sardá afirmó que Clinton es "la candidata ganadora, o sea que es apuesta a caballo ganador", algo con lo que Pineda dijo estar de acuerdo. "De momento la posición editorial es que vamos a informar de todo, y de lo único que nos vamos a oponer es de Donald Trump (sic)", respondió.

El cónsul comentó a Pineda que había conocido a David Brock, "una persona muy cercana a Hillary, un escritor y un periodista muy influyente", que lleva "varios superpacks" de la candidata, es decir, varios "grandes donantes".

Sardá planteó a Pineda que la suya es una revista con vocación hispana y que "el sentir mayoritario del colectivo hispano está muy claro en ese sentido", de modo que se interesó por si tenía "algo en mente en ese sentido".

Pineda respondió que está a favor de las políticas demócratas, por ejemplo en materia de inmigración, y propuso al cónsul que le dijera a su "amigo" que le había conseguido una "entrevista excepcional con portada en la revista para Hillary".

En esa misma conversación, se habló de una feria de Miami en la que el cónsul tiene tarjeta VIP, pero Pineda zanjó el asunto: "Nosotros no es que seamos VIP es que somos los dueños de Miami, así que tú sabrás con quién quieres ir".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento