kate coche
Kate McCann conduce su coche acompañada del peluche de su hija Madeleine (REUTERS). REUTERS

Los servicios sociales británicos han interrogado en su propia casa a los padres de Madeleine, la niña británica desaparecida el pasado 3 de mayo en el Algarve portugués, informa el canal británico Sky News.

Al parecer, el objetivo de la visita era decidir qué pasará con los otros dos hijos de la pareja, los gemelos Sean y Amelie, de dos años, si el juez que lleva el caso de Madeleine en Portugal decide presentar cargos contra ellos.

Ambos fueron declarados sospechosos por la Policía portuguesa la semana pasada, tras lo cual decidieron regresar a Reino Unido previo conocimiento de las autoridades lusas, a las que tienen que informar para poder ausentarse del país.

Podrían perder la custodia

En los próximos días puede darse la posibilidad de que Kate y Gerry McCann pierdan la custodia de sus hijos menores. No obstante, dicho interrogatorio es un procedimiento normal cuando dos padres británicos están considerados sospechosos en el extranjero.

Cooperarán con cualquier persona que busque lo mejor para la familia

Los McCann tenían un gran interés en celebrar esa reunión con funcionarios del condado de Leicestershire (centro de Inglaterra), que les dieron a elegir entre mantenerla en las dependencias municipales o en su domicilio, asegura Sky News.

Finalmente, la entrevista tuvo lugar en la casa familiar en Rothley, en el mismo condado. "Cooperarán con cualquier persona que busque lo mejor para la familia", aseguró un hermano de Gerry, John McCann, citado por esa cadena de televisión británica.

Dicho encuentro ha tenido lugar tras la reunión mantenida el pasado lunes por los servicios sociales de Leicestershire y la Policía británica para analizar la situación de los hijos gemelos de la pareja, a raíz de su nueva situación legal.