La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a nueve años de prisión a un hombre que vendía droga en el local que regentaba y por tenencia ilícita de armas.

El Ministerio Público tuvo en cuenta el atenuante por drogadicción y la analógica de confesión de los hechos, ya que durante el juicio el acusado reconoció en todo momento los hechos que se le imputaban. Perals modificó en su escrito de calificación que el acusado en la época de los hechos consumía sustancias estupefacientes lo que "alteraba sus facultades intelectivas y volitivas".

Los hechos sucedieron cuando el acusado, V. M. G. que regentaba un local de copas en una calle de Oviedo, desde principios del 2006, aprovechaba los horarios de apertura al público, para vender cocaína a los clientes que acudían al establecimiento.

Estas actividades fueron investigadas por el Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía quienes, el día 8 de marzo de 2006 ocuparon a uno de los clientes del bar una papelina de cocaína, que contenía 0,57 gramos de cocaína, "droga que acababa de adquirir en el interior del bar del acusado", según del fiscal.

En el bar la policía encontró dos balanzas de precisión en la cocina y una bolsa con 19,28 gramos de cocaína valorados en 2.386 euros

A continuación los agentes registraron el bar y el domicilio del acusado. En el establecimiento encontraron dos balanzas de precisión en la cocina y una bolsa con 19,28 gramos de cocaína valorados en 2.386 euros; una cantidad de dinero de 5.610 euros y una papelina de cocaína.

En el domicilio, los agentes se aprehendieron de tres pistolas y dos revólveres; diversas joyas y relojes adquiridas "bien con el dinero del tráfico de drogas directamente de los compradores de sustancia estupefaciente a cambo de la misma"; y un chaleco antibalas. El acusado carecía de guía de pertenencia y de licencia de uso de las armas incautadas.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE OVIEDO