El Ministerio de Transportes de Ucrania ha retirado la licencia para operar a Ucranian Mediterranean Airlines (UM Air), la aerolínea en la que viajaban los 62 militares españoles que murieron en un accidente en Turquía en mayo de 2003 cuando volvían de Afganistán, informa la Cadena Ser .

La medida llega dos días después de que la Unión Europea incluyera a UM Air en su lista negra de compañías que, por poco seguras, tienen prohibido volar en territorio comunitario.

El juez atribuyó el siniestro a la falta de preparación de la tripulación
Los familiares de las víctimas del accidente del Yakolev 42, tras conocer la decisión de la Comisión Europea, pidieron a la Audiencia Nacional que reabra "de inmediato" la causa penal contra la compañía, que fue archivada el pasado 1 de junio por el juez Fernando Grande Marlaska.

El magistrado eximió de responsabilidad a la aerolínea al considerar que el Yak-42 era "apto para volar" y atribuyó el siniestro a la "falta de preparación" de la tripulación.

Según los familiares, "sería un despropósito que siga firme el auto del juez Fernando Grande-Marlaska en el que alaba al Yakovlev-42 cuando la UE lo prohíbe".