Zarra
Zarra, uno de los pocos perros abandonados con suerte.

Tras ser abandonada y atropellada, esta perrita no sólo ha conseguido llevar una vida normal, sino que además disfruta hoy de los cuidados de una familia austriaca. Una oportunidad con la que cuenta menos del 1% de los animales abandonados.

Una perra con suerte

Zarra es una perrita que fue encontrada en una calle de Badajoz donde de fue abandonada y aparentemente atropellada, ya que arrastraba su cuerpo por el asfalto. Pero la suerte cambió para ésta cuando una persona de buen corazón la recogió y la llevó a una clínica.

Le fabricaron una silla de ruedas con el carro de la compra

Ésta presentaba, según fuentes médicas, traumatismos graves y aplastamiento de la médula ósea y quizás tendría que ser sacrificada, pero el destino sonrío una vez a Zarra. El equipo veterinario decidió darle una oportunidad y lo consiguieron con éxito, ya que a pesar de que seguiría arrastrando la parte posterior de su cuerpo, llevaría una vida relativamente normal.

El futuro de esta perrita comenzó a cambiar desde el momento que ADANA , Asociación Protectora de animales y Plantas de Badajoz, se hizo cargo de ella. Con toda la paciencia del mundo sus miembros la cuidaron y le fabricaron una silla de ruedas con el carro de la compra.

Trabajo que se vio recompensado cuando este año Zarrapastrosa, como la bautizaron en un principio, era adoptada por una familia Austriaca.

Animales abandonados

Pero a pesar de que esta historia tenga un final feliz, lo cierto es que solo el 1% de los animales que son abandonados diariamente cuenta con esta misma suerte. De hecho, Extremadura es una de las comunidades a la cabeza en este tema.

Los perros y gastos abandonados en las calles solo disponen de 20 días para que alguien les salve

Anualmente se sacrifican en Badajoz, según fuente de la dirección de ADANA, unos 1.000 perros y gatos. No obstante, fuentes municipales de la ciudad ratificaban que el porcentaje de sacrificios no supera el 49%.

A pesar de que los datos muestran un descenso de sacrificios en la capital, esto se debe a que actualmente hay un menor número de ingresos, ya que los animales de los municipios de provincia se desvían a una perrera provincial gestionada por una empresa privada.

Cada jueves la perrera municipal de Badajoz, que actualmente se encuentra en obras, sacrifica a aquellos animales que cumplen su periodo de estancia. Los perros y gastos abandonados en las calles solo disponen de 20 días para que alguien salve sus vidas, sin embargo peor suerte corren aquellos cuyos dueños se deshacen de ellos, ya que solo disponen de 10.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BADAJOZ