El Virgen del Rocío estrena robot quirúrgico, el segundo de la comunidad tras el instalado en el Carlos Haya de Málaga y el que se ubicará en el Campus de la Salud de Granada. Ha costado 1,8 millones de euros y se usará para realizar 300 intervenciones quirúrgicas al año, la mayoría de urología, especialmente para extirpaciones de próstata y de tumores malignos del recto y en ginecología. A medio plazo se utilizará en el campo de la cirugía cardiaca.

Tiene ventajas para el cirujano -mayor precisión y campo visual- y para el paciente -menor sangrado, incisión menos agresiva (heridas y cicatrices menores) y más rápida recuperación.

El robot dispone de cuatro brazos con un sistema de cámaras y luces que son manipulados por el cirujano. Aprenderlo a manejar es cuestión de una jornada.