El helicóptero de la Armada que hoy sufrió un accidente en la localidad lucense de Baleira, en el que sus dos tripulantes resultaron heridos, se partió tras caer al poco de despegar, informó el alcalde de la localidad, Francisco Acal.

Según explicó, en el helicóptero iban dos personas, el jefe de la Inspección General del Ejército de Tierra (IGE), teniente general Fernando Torres, quien quedó ingresado con una luxación de rodilla. Y el piloto, el alférez de Navío A.B.C., que ha ingresado en el Hospital Xeral de Lugo con un politraumatismo grave, fractura de pelvis, de las extremidades inferiores y del hombro derecho.

El aparato pudo caer a consecuencia de una avería o por la niebla

Ambos oficiales viajaban junto a otro militar en un helicóptero Hughes 500 ASW, perteneciente a la Flotilla de Aeronaves de la Armada, que se precipitó contra el suelo a las 11.00 horas tras iniciar el despegue.

El alcalde de Baleira (Lugo), Francisco Acal, que estaba presente en el lugar de los hechos, relató que se oyó "un ruido raro" nada más arrancar el helicóptero. Afirmó que se trata de un accidente "difícil de entender" y lo atribuyó a "alguna avería en el motor o a la niebla", que en ese momento cubría esta zona de la montaña lucense.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LUGO .