Juguetes de Madeleine y sus hermanos
Decenas de juguetes se pueden observar a través de una ventana en el domicilio de la familia McCann. Lee Sanders / EFE

El 'caso Madeleine' sigue avanzando. Tras las informaciones que apuntaban a la presencia de sangre y pelos de Madeleine el coche alquilado por los McCann, el fiscal del caso parece que ha pedido analizar el diario de la madre de Madeleine y varios juguetes de la niña, incluido el famoso peluche.

Mientras tanto, parece que se han abierto nuevas vías de investigación. Ayer el fiscal remitió el proceso al Juez de instrucción para que autorice varias diligencias, entre las que, según varias televisiones, hay una autorización para registrar la iglesia de Praia de Luz, para solicitar una lista de clientes que alquilaron el coche de los McCann previamente y analizar el diario de la madre de Madeleine.

La iglesia, el coche y el peluche

Durante la investigación los perros rastreadores detectaron olor a cadáver cerca de la iglesia de Praia da Luz, de la que Kate y Gerry tenían llave y que no fue registrada ya que, al ser un recinto religioso, necesita de autorización del juez y la presencia del mismo durante las búsquedas, señala el diario Correio da Manha, que sugiere que ésta fue una de las peticiones realizadas al juez de instrucción.

Los perros detectaron olor a cadáver cerca de la iglesia de Praia da Luz

Otro de los puntos de atención para los investigadores es el Reanult Scenic alquilado por el matrimonio 25 días después de la desaparición de la pequeña. La Policía parece que ha pedido autorización para confiscarlo y analizarlo más a fondo, después de que los análisis demostraran, según el rotativo Diario de Noticias, que en el vehículo había fluidos, sangre y cabellos de la niña. Además, quiere que la empresa les facilite la lista de las personas que alquilaron el vehículo antes de los McCann.

La Policía Judicial portuguesa también podría querer analizar el peluche favorito de Maddie, del que su madre no se ha separado ni un momento, y el resto de los juguetes de la pequeña.