Teléfono
Mujer haciendo una llamada telefónica desde el móvil. GTRES

Vodafone abrió el camino con la compra de la operadora de cable ONO, en julio de 2014. En mayo de 2015, Movistar adquirió Canal +; en junio, Orange se hizo con Jazztel y julio trajo cambios en el resto de las cableras: el fondo tecnológico británico Zegona engulló la asturiana Telecable y la vasca Euskaltel hizo lo propio con la gallega R Cable.

6,1 millones de líneas de fibra óptica estaban contratadas en España en marzo, casi 2 millones más que hace un añoLa última operación se ha cerrado hace unos días, cuando Masmovil absorbió a la operadora Pepephone. La pérdida de independencia de operadoras como ONO, Jazztel, R Cable y Pepephone ha generado la alerta de las asociaciones de consumidores, que ya en 2014 vaticinaron subidas de precios.

La CNMC, organismo regulador del sector, arroja algunos datos en este sentido: los ingresos del sector en su conjunto subieron por primera vez en 2015 tras muchos años de caídas.

Solo un 0,48%, pero el último trimestre del año se acelera hasta un 2%. Además, en el caso de la telefonía fija, los precios durante el pasado año se colocaron por encima de principios de 2010, incluso un 20% más en verano de 2015.

Cierto que, frente a 2010, ahora se contrata fibra en vez de ADSL, más cara. En telefonía móvil, la subida no es tan fuerte según la CNMC, aunque se no-ta un repunte frente a los precios de 2014. Meinrad Spenger, consejero delegado y fundador de Masmovil, ha registrado las subidas producidas por el sector entre enero de 2015 y marzo de 2016.

Sube el precio de la factura

"Masmovil no ha subido precios, pero hemos contabilizado casi una subida por semana de la competencia", dice. En total, 32, lo que afecta a la práctica totalidad de operadoras. En el listado de Masmovil se contabilizan 8 incrementos de Movistar, 7 de Vodafone, 6 de Orange, 3 de Euskaltel y otras 3 de R Cable, 2 de Jazztel, al igual que Yoigo, y 1 de Telecable.

Los ingresos del sector en su conjunto subieron por primera vez en 2015 tras muchos años de caídasSin embargo, fuentes de Yoigo declaran que ellos no han aumentado precios: "Hace un año, Movistar aplicó una subida de precio en la parte de fijo e internet que estaba incluida en las tarifas de Fusión a lo Yoigo, pero la parte de móvil que correspondía a Yoigo se quedó como estaba. Nosotros no subimos los precios".

Esta es una de las dos subidas registradas en el listado de Masmovil. En Yoigo, incluso, hacen acto de fe: "Tenemos la intención, los recursos y la flexibilidad como para seguir bajando los precios, y ese es el camino que vamos a continuar".

Vodafone no habla de subidas: "Hemos renovado la oferta móvil con más datos, roaming incluido, y TV en el móvil y la oferta de banda ancha y fijo con llamadas ilimitadas desde el fijo a móviles. Asimismo, los clientes convergentes disfrutan, además de los beneficios mencionados, de llamadas gratuitas entre los miembros de la familia. Los clientes actuales también se beneficiarán de estas mejoras en sus planes de precios. El valor que se ofrece a los clientes con estos nuevos servicios es entre 4 y 5 veces superior al ajuste medio de los planes de precios, entre 2 y 3 euros al mes".

La concentración del sector

Ángel Castillejo, exconsejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (hoy absorbida por la CNMC) y abogado especialista en el sector de las comunicaciones, explica que la fusión de operadoras móviles con fijas ha permitido la concentración del sector en tres grandes competidoras globales (Movistar, Vodafone y Orange), capaces de tener ofertas convergentes, sumando telefonía fija, internet, móvil de banda ancha con datos y televisión.

"Ciertamente, el empaquetamiento es más económico que si se contratan los servicios por separado. Pero, en conjunto, supone más dinero porque ofrecen más cosas, aunque no se demanden", dice. Castillejo considera que además de las fusiones, hay otro factor que explica las subidas. "El paso de la CMT a la CNMC ha supuesto una relajación sobre la operadora dominante, Movistar, a la que se ha permitido subir los precios mayoristas, con la consiguiente subida en los precios minoristas".

La fusión de operadoras móviles con fijas ha permitido la concentración en tres grandes competidoras globales: Movistar, Vodafone y OrangeRubén Sánchez, de la asociación de consumidores Facua, considera que el incremento está claramente ligado a la concentración. "No hay competencia entre las tres grandes, pues ninguna gana cuota de mercado. Las bajadas de precios de años anteriores ya han tocado techo", dice.

Facua mantiene un contencioso colectivo de 4.000 personas contra Movistar por dos subidas en su contrato Fusión. La estrategia de OCU ha sido algo diferente.

Siguiendo su línea de convocar concursos de suministro colectivo, en noviembre adjudicó a Masmovil una oferta colectiva de telefonía fija, a la que se apuntaron 50.000 personas que podrán optar por acogerse a la oferta de la operadora adjudicataria. Sin embargo, su portavoz Ileana Izverniceanu muestra igualmente preocupación por la situación de oligopolio que se ha producido.

"Movistar sube precios y el resto de operadores la siguen", dice. Y matiza que el único operador que de momento puede hacerles sombra es Masmovil. De hecho, esta operadora independiente de capital español acaba de lanzar su primera oferta convergente de móvil más fijo.

"Aparte de nosotros, Jazztel y ONO mantenían una posición muy agresiva en precios. Y ahora nos hemos quedado solos. España necesita operadores alternativos y nosotros vamos a competir con precios que supongan ahorros y un buen servicio", declara Spenger.

El máximo directivo de Masmovil considera que la competencia de las OMV prácticamente ha desaparecido con la retirada de ONO y Jazztel. Tras la fusión con Pepephone, la operadora suma un millón de líneas móviles.

Entre las 3 cableras (Telecable y la suma de Euskaltel-R Cable) hay otras 800.000. Y ya no hay más operadores de peso, pues algunas menores como Lebara o Lycatel están muy concentradas en contratos prepago.

"Muchos no están activos, por lo que la supuesta cuota de mercado de las OMV está muy inflada". La CNMC contabiliza algo más de 5 millones de líneas, pero no sale la suma, por lo que la concentración en móvil es aún mayor que la oficial.