El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón , Alfredo Boné, colocó la primera piedra de la planta de clasificación de envases de Huesca, que tendrá capacidad para tratar todos los envases ligeros de la provincia.

La inversión asciende a 2.830.386 euros y cuenta con financiación de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea . Una vez que entre en funcionamiento, la planta creará 14 puestos de trabajo directos y 18 de manera indirecta.

Previamente, en la fase de construcción se crearán 15 directos y 40 indirectos. Además, el tratamiento de residuos en la provincia de Huesca generará otros 161 de manera directa, 128 en la construcción y 33 en la explotación, informan desde el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

La inversión asciende a 2.830.386 euros y creará 14 puestos de trabajo directos y 18 de manera indirecta

La planta de envases se enmarca en el Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA) y permitirá "dar un gran impulso al tratamiento de los residuos de la provincia de Huesca, dotándola de una instalación moderna que dará servicio a todo el territorio, mediante la creación de puestos de trabajo", según ha señalado el consejero de Medio Ambiente.

La planta de clasificación de envases se ubicará en el término municipal de Huesca, en la carretera de Fornillos, dentro de los terrenos del vertedero de residuos sólidos urbanos. Junto a la planta de clasificación de envases se ubicará el centro de operaciones de la empresa GRHUSA.

La planta permitirá reducir notablemente los gastos de transporte de estos residuos, que en la actualidad se trasladan a plantas de fuera de Aragón, y contará con una elevada tecnificación, consistente en la clasificación automática de los distintos tipos de materiales a través de separadores ópticos, magnéticos, balísticos y de Foucault.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE HUESCA