Un hombre de 53 años, de iniciales S.B.L., ha sido detenido en un bar de la calle Uribarri, en Bilbao, acusado de vender bolsitas de cocaína de medio gramo a 30 euros la unidad desde el mediodía hasta el cierre del local. El arrestado estaba en libertad provisional pendiente de juicio para el próximo 9 de octubre por otra detención por tráfico de drogas llevada a cabo por los mismos agentes que le han detenido en esta ocasión.

Según informó ayer miércoles la Policía Municipal de Bilbao, en el momento del arresto, el sopechoso ofreció
resistencia y portaba en un puño numerosas bolsitas de cocaína. En posteriores registros se encontraron 87 envoltorios con cocaína camuflados en paquetes de chicles, tubos de caramelos, y sobrecillos de azúcar, junto con básculas de precisión disimuladas en papel de regalo.

Los agentes también hallaron un paquete de mayor tamaño con cocaína de mayor pureza, así como sustancia adulterante haciendo un total de 100 gramos.