#OcupaCultura: los movimientos sociales brasileños ganan una batalla

  • Una de las primeras medidas del Gobierno del presidente interino de Brasil fue eliminar el ministerio de Cultura.
  • En respuesta surgió un movimiento al que se sumaron figuras como Caetano Veloso o Wagner Moura (Narcos, Tropa de Élite)
  • Aunque el Gobierno dio marcha atrás y sí habrá ministerio, cientos se manisfestaron contra un Gobierno cuya legitimidad no reconocen.
"Vuelve, Dilma", piden estos manifestantes brasileños, el 22 de mayo de 2016 en Sao Paulo.
"Vuelve, Dilma", piden estos manifestantes brasileños, el 22 de mayo de 2016 en Sao Paulo.
EFE

Cientos de brasileños se concentraron este domingo en Sao Paulo y Río de Janeiro para protestar contra el proceso de destitución que ha separado provisionalmente a la presidenta Dilma Rousseff y que ha hecho que Michel Temer asumiera el cargo de forma interina.

Convocados por distintas organizaciones sociales, como el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), la Unión de Juventudes Socialistas (UJS) y la Central Única de los Trabajadores (CUT), los brasileños volvieron a mostrar su descontento con la actual situación política del país. En Río de Janeiro, en torno al mediodía, los manifestantes se concentraron en la Plaza de la Candelaria, en el centro de la ciudad.

Un triunfo: sí habrá ministerio de Cultura

En un principio esta protesta tenía como objetivo el exigir al presidente interino la restitución del Ministerio de Cultura, que pasó a depender de la cartera de Educación tras la reforma ministerial de Temer, que optó por reducir el número de ministerios, de 31 a 24, con el fin de reducir el gasto público.

Tras ello llegaron un sinfín de críticas, de ocupaciones de instalaciones públicas por todo el país, en protesta contra esta medida, y el movimiento #OcupaMinc creció al sumarse figuras de renonombre como Caetano Veloso o Wagner Moura, protagonista de Narcos y de Tropa de Élite, entre muchos otros.

Y lograron su objetivo: el nuevo Gobierno anunció este sábado que daría marcha atrás y que finalmente volvería a contar con un ministerio de Cultura, cuya cartera recaerá en Marcelo Calero.

Pese a ese anuncio, los manifestantes decidieron mantener la protesta prevista cambiando sólo su objetivo inicial por el lema "Temer, jamás; resistir en las calles por los derechos", dejando así claro que no aceptan la legitimidad ni del miniterio ni del nuevo Ejecutivo.

Frente a la iglesia de la Candelaria los manifestantes colocaron una alfombra roja en homenaje a los cineastas que recientemente mostraron su oposición al nuevo Ejecutivo durante la celebración del Festival de Cine de Cannes, en Francia.

Desde la Plaza de la Candelaria, los manifestantes se dirigieron por la céntrica avenida Rio Branco hasta el Palacio de Capanema, uno de los predios públicos que han sido ocupados estos días, para mostrar su apoyo a quienes aún permanecen en el edificio.

Ya entrada la tarde, otra protesta comenzó, en esta ocasión en la mayor ciudad de suramérica, Sao Paulo.

Allí la protesta comenzó en el Largo da Batata, en el barrio de Pinheiros, desde donde los manifestantes tenían previsto dirigirse a la residencia del presidente interino Michel Temer, quien, tras pasar el fin de semana en la ciudad, ya se encontraba de vuelta en Brasilia, según informaron medios locales.

Sin embargo, fuerzas policiales acordonaron las calles aledañas a la residencia del mandatario, en la zona de Alto Pinheiros, para evitar que los manifestantes pudiesen plantarse frente a la casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento