Estrella
Estrella Mira. (EFE).

Astrónomos del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA han descubierto un extraño caso de "canibalismo cósmico", en el que una estrella pulsar digiere poco a poco a otro objeto similar a un planeta.

Ese cuerpo, captado mediante satélites de la NASA, tiene 7 veces la masa de Júpiter y gira en torno a una estrella cada 54,7 minutos a unos 400.000 kilómetros (poco menos de la distancia entre la Tierra y la Luna), dijo hoy la agencia espacial estadounidense en un comunicado.

"El objeto es nada más que el esqueleto de una estrella. El pulsar se ha comido su envoltura externa y todo lo que queda de él es su núcleo rico en helio", señaló Craig Markwardt, astrónomo del Centro Goddard.

El extraño caso de canibalismo cósmico fue descubierto el pasado 7 de junio cuando el telescopio "Swift Burst Alert" detectó una explosión de rayos X y Gamma desde el centro galáctico. Se le denominó SWIFT J1756.9-2508, de acuerdo a sus coordenadas.

El sistema probablemente se formó hace varios miles de millones de años y comenzó como una enorme estrella acompañada por otra menor, según los astrónomos.

Después de miles de millones de años es poco lo que queda del cuerpo menor y no está claro si logrará sobrevivir, según Hans Krimm, astrónomo de Goddard y descubridor del sistema.