El Ayuntamiento anunció recientemente que en el Pilar saldría a la calle toda la flota de autobuses y 50 más. Los conductores no se explican de dónde van a salir estos vehículos ni dónde los van a meter porque dicen que las cocheras están a tope. Sin embargo, fuentes de Tuzsa explicaron a 20 minutos que se incorporarán 15 nuevos vehículos, que seguirán en la flota tras las fiestas, y el resto se sacarán de los vehículos de reserva; es decir, los que tienen más de 14 años y por norma se retiran de la calle.

La empresa asegura que estos vehículos están en perfectas condiciones y, de hecho, se siguen utilizando cuando se necesita reforzar alguna línea o en algún momento puntual. Pero los conductores no opinan lo mismo. Dicen que son muy antiguos, no disponen de emisora ni localizador por satélite y no están en buenas condiciones de uso.

Los trabajadores, que todavía no han recibido la propuesta de refuerzo para las fiestas, consideran que no será posible cumplirlo en ciertas franjas horarias, porque ya están realizando horas extras y turnos sin descansar. Sin embargo, en Tuzsa se asegura que habrá conductores de sobra porque en lo que va de año ya se han incorporado 114 nuevos.

Por su parte, los conductores siguen denunciando su «precariedad» y la existencia de retrasos de hasta 25 minutos en las frecuencias de las líneas esta semana.

La huelga sigue adelante

Los conductores de Tuzsa se reunieron ayer en asamblea y trataron, entre otros, el tema de la huelga del día 18. Se mantienen firmes en hacer el paro de 24 horas contra las agresiones a conductores, a pesar de que el Ayuntamiento y la empresa les han pedido que no lo hagan. En lo que va de año ya ha habido seis agresiones contra trabajadores de Tuzsa.

Contradicciones

Tiempo de recorrido: Los conductores aseguran que no se han mejorado, pero Tuzsa dice que ya ha cambiado 39 y ha hecho propuestas para otros 53.

Nuevos buses: Los trabajadores insisten en que se los prometieron para septiembre, pero no llegarán hasta el Pilar.

Conductores: Ellos dicen que no les renuevan y que no son suficientes, pero la empresa mantiene que hay suficientes.