Los pontevedreses no les pasan ni una a los locales de hostelería que incumplen la ley antitabaco.

La Xunta inició las inspecciones en los establecimientos gallegos en septiembre de 2006, y hasta el mes de julio de este año 26 pontevedreses denunciaron cada mes a un bar o restaurante por permitir fumar donde no se debe o por carecer de un espacio acotado para los fumadores.

Los pontevedreses son los segundos que más denuncian, por detrás de los coruñeses 

En esos once meses, la Consellería de Sanidade recibió un total de 676 reclamaciones.

Ahora bien, los más concienciados con el cumplimiento de la normativa fueron los coruñeses, que presentaron 299 quejas, seguidos de los pontevedreses (286), los lucenses (49) y los ourensanos (42).

En cuanto al número de sanciones, la Xunta ha puesto multas sólo a 30 establecimientos de Pontevedra cuando en toda Galicia han sido expedientados 396 locales.

La mayoría de ellos (214) pertenecen a la provincia de A Coruña.

Los grandes se saltan las reglas

En cuestión de normas, el tamaño sí que importa.

Al menos en la ley antitabaco, que establece que los locales de más de 100 metros cuadrados deben habilitar zonas para fumadores.

Sin embargo, en Galicia estos establecimientos son los que más se saltan las reglas, ya que de 1.155 locales de este tamaño inspeccionados, 800 (el 69%) no tenían un reservado para fumar.

Obligaciones

Espacio: La zona para fumadores (en locales de más de 100 m2) no puede superar el 30% de superficie total.

Señalización: Los dueños de los establecimientos deben indicar si se puede fumar y dónde.

Venta: Todas las máquinas expendedoras deben tener un mando.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE VIGO