Las obras para terminar de demoler la antigua cárcel de La Ranilla se iniciarán antes de final de año. El Ayuntamiento de Sevilla ha licitado ya estos trabajos que despejarán la zona donde se construirá un centro cívico, un gran parque y la sede de la Policía Local. Ya se han derribado el muro perimetral y algunos otros espacios. La nueva actuación durará unos cuatro meses. Cuando concluya, el Consistorio podrá comenzar la edificación del nuevo edificio municipal de la Policía Local y de la Delegación de Gobernación. Este espacio tendrá cinco alturas y las obras durarán alrededor de 21 meses.