El Museo del Holocausto, galardonado con el Príncipe de Asturias 2007
Una imagen del techo de la cúpula del Salón de los Nombres del Museo del Holocausto. (EFE)

Se encuentra en Jerusalén. El Museo de la Historia del Holocausto de Jerusalén (Yad Vashem), en Israel, fue galardonado ayer con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2007. Las razones, según el jurado, residen en su «tenaz labor para promover, entre las actuales y futuras generaciones, la superación del odio, del racismo y de la intolerancia». El jurado, presidido por el jefe del Gobierno asturiano,  Álvarez Areces, destacó que el museo es el «recuerdo vivo de una gran tragedia histórica».

Tras conocer el fallo, el director del centro premiado, Avner Shalev, expresó su  «emoción y orgullo». En este sentido, Shalev destacó que este «prestigioso premio internacional reconoce que la memoria del Holocausto tiene un profundo significado para la coexistencia de la familia de naciones». El Yad Vashem fue inaugurado el 15 de marzo del año 2005, coincidiendo con el 60 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

Había otras 46 candidaturas

Al premio optaban otras 46 candidaturas, como las de la cantante Cesárea Evora y de la ex candidata presidencial de Colombia, Ingrid Betancourt. También se incluyen Democracia en África –integrada por algunos presidentes africanos–, así como las orquestas juveniles e infantiles de Venezuela, la ex presidenta de Islandia Vigdís Finnbogodóttir, la Fundación Africana para la Medicina y la Investigación, la Organización Mundial del Movimiento Scout, el Comité Internacional de Rescate y la ONG Mauritana SOS Esclaves.