Aguirre quiere uniformes en todos los colegios públicos
Niños de un centro infantil, ayer, en su primer día de colegio. (Fernando Alvarado / EFE)

Una medida de ahorro para las familias y una forma de evitar desigualdades en la vestimenta de los escolares. Éstos son algunos de los argumentos que utilizó ayer la presidenta regional, Esperanza Aguirre, para animar fervorosamente a los colegios públicos de la región a que implanten el uso del uniforme entre sus alumnos, «si así lo decide el Consejo Escolar».

Aguirre hizo su alegato en favor del uniforme durante la inauguración del curso escolar, para lo cual escogió el colegio público Profesor Tierno Galván, de Alcobendas, que ya ha acordado que sus alumnos vayan a clase uniformados. Como él, ya hay una treintena de centros que se han decantado por esta posibilidad que la Comunidad ofrece desde 2005.

La presidenta también anunció ayer una de las novedades del curso que comienza, al que acuden en total 1.102.257 chavales: este año se llevará a cabo una prueba de conocimientos para los alumnos de 3.º de la ESO (de 15 años) similar al polémico examen que desde hace dos años se viene aplicando en 6.º de Primaria (11 y 12 años) y a la que se han opuesto padres y sindicatos, así como PSOE e IU, por considerarla «inservible».

La prueba de conocimientos, que ya anunció Aguirre en mayo, se llevará a cabo en el tercer trimestre del curso y afectará a 60.000 alumnos de la región. CC OO, UGT, IU y la Fapa Giner de los Ríos se mostraron en contra, ya que en el caso del examen de Primaria «no se han puesto en marcha recursos tras los resultados». El sindicato de profesores Anpe, en cambio, está a favor.

Dinos... si estás a favor del uniforme y de la prueba de nivel. Cuéntanoslo en...

e-mail: zona20@20minutos.es o en www.20minutos.es

 

Coles cerrados y padres en huelga en el inicio de clases  

El primer día de clase se vivió ayer con coles en obras y hasta padres en huelga. En el Juan de la Cierva, de Villaverde, sus alumnos se encontraron con un centro inacabado y sin comedor. Los padres del Parque de Aluche impidieron la entrada de sus hijos por las obras.   También se quedaron sin clase en el Clara Campoamor, en Alcorcón, cuya construcción no ha acabado. Y en Leganés, los padres del Trabenco no enviarán  a sus hijos a clase hasta que se resuelva el conflicto que mantienen con Educación por el número de profesores. En el ultracatólico Monte Tabor, en Pozuelo, se recibieron 800 objeciones de conciencia contra Educación para la ciudadanía, que no se imparte en este curso.