Las filtraciones que llegan a la prensa sobre el caso Madeleine siguen destapando nuevos datos referentes a las labores policiales. El diario británico Aberdeen News ha destacado que el pasado mes de junio Gonçalo Amaral, uno de los policías portugueses encargados del caso, fue acusado de varias faltas relacionadas con la investigación de la desaparición y muerte de una niña en 2004.

Según destacan otros diarios, como el Daily Mail o el Times, el inspector fue acusado, junto con otros cuatro compañeros, de haber agredido durante un interrogatorio en 2004 a Leonor Cipriano, madre de la niña desaparecida.

En este caso, que guarda ciertas similitudes con el de Madeleine, la madre fue acusada junto a un hermano de haber matado a Joana (su hija), aunque su cuerpo nunca fue encontrado.

Nuevas diligencias

Tras la entrega del proceso de investigación al juez de instrucción para que autorice nuevas diligencias, la prensa lusa asegura que entre éstas se encuentran las autorizaciones para poder llevar a cabo el registro de la Iglesia de la Praia da Luz, un nuevo interrogatorio a Kate McCann y un análisis de su diario personal y de los juguetes de Maddie.

La Policía solicita la lista de las personas que alquilaron el coche antes que los McCann

El diario ‘Correio da Manha' afirma que los perros rastreadores detectaron olor a cadáver cerca de la iglesia de la localidad, de la que Kate y Gerry tenían llave. El edificio no fue registrado, ya que al ser un recinto religioso la Policía necesita previamente una autorización del juez.

Por otro lado, 'Diario de Noticias' se ha centrado en destacar la importancia del coche, el Reanult Scenic alquilado por el matrimonio McCann 25 días después de la desaparición de la pequeña. El rotativo asegura que la Policía quiere que el juez autorice su confiscación para poder analizarlo con más detalle, después de que los análisis de los restos demostraron que en el vehículo había fluidos, sangre y cabellos de la pequeña.

Además, quiere que la empresa de alquiler de coches les facilite la lista de las personas que alquilaron el vehículo antes de los McCann.

Ambos rotativos coinciden en que las autoridades responsables de la investigación quieren analizar el peluche favorito de Madeleine, del que su madre no se ha separado ni un momento.

Aparecen más filtraciones

Podrían retirar a los padres de Madeleine la custodia de sus hijos

Según ha comunicado la televisión británica BBC, Kate y Gerry McCann están sopesando la posibilidad de encargar a forenses independientes que lleven a cabo nuevos análisis en el coche alquilado que ambos utilizaron en Portugal 25 días después de la desaparición de Madeleine.

La pareja, que ha negado reiteradamente cualquier implicación en la desaparición de la pequeña, se planteó encargar esas nuevas pruebas tras las informaciones que indican que los análisis policiales han descubierto restos de ADN en el vehículo.

Otro diario, en este caso "The Sun", afirmó que los servicios sociales podrían retirar a los McCann la custodia de los pequeños, porque los padres son sospechosos de la desaparición de su hija mayor.

Por otra parte, el portavoz de la familia, David Hughes, informó ayer que Kate y Gerry no utilizarán para su defensa judicial el fondo creado con donaciones de particulares para ayudar a encontrar a la niña.