El elevado grado de carbonización que presenta el cadáver del hombre encontrado muerto el pasado domingo en un vehículo incendiado en un polígono industrial de Estepona dificulta su identificación y establecer la causa de su fallecimiento. Se trata de «un caso muy complejo» por el estado de calcinación del cuerpo, casi irreconocible. La Policía no descarta que este fallecimiento se debiera también a un ajuste de cuentas, aunque contempla otras posibilidades.