Eso es lo que afirma Lidia La Marca, una amiga íntima del tenor italiano Luciano Pavarotti, fallecido la semana pasada. Según su confesión, su ahora viuda, Nicoletta Mantovani, «atormentaba» al cantante. Pavarotti llegó a decir que «o se separaba de ella o se suicidaba».