No se puede decir que no tengan vacaciones, pero tampoco más fiestas de las debidas. Al menos, no más que el resto de estudiantes del sistema público nacional.

Los estudiantes vascos, tanto de Infantil y Primaria como de ESO y Bachillerato, son, de hecho, de los que más días lectivos tendrán este curso, según la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa).

Los chavales irán a clase algo así como día y medio más que el resto de estudiantes. En el calendario de los alumnos de Infantil y Primaria figuran 176 días lectivos, cuando la media son 175, 20.

En el caso de Secundaria, habrá 175 días lectivos, mientras que la media es de 173,5. Más de lo mismo ocurre en Bachillerato. En Euskadi serán 175 días lectivos. La media apenas supera los 172.

Los alumnos vascos tienen el calendario escolar más completo posible. Sólo lo supera Canarias en el caso de Infantil, donde habrá 178 días lectivos. En el otro extremo, Andalucía (174 días) y Valencia (172 en Secundaria).

Y la Semana Santa llega tarde

La Semana Santa llegará más tarde que de costumbre para los estudiantes vascos. Las vacaciones de primavera se podrán coger el 20 de marzo, seis días después, por ejemplo, que en Asturias. A ello hay que añadirle que los chavales vascos de la ESO han sido los que antes han empezado el curso, el 7 de septiembre.