La directora de Recursos Hídricos dice que la sequía "es una oportunidad" para darse cuenta del valor del agua

  • La directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau, ha participado en Ibiza en una ponencia sobre el precio del agua, donde ha afirmado que la sequía "es una oportunidad" que "ha hecho darse cuenta a la población de que el agua es un bien escaso que no se tiene que sobreexplotar". Según Garau, la percepción social está cambiando.

La jornada, en la que ha participado la directora general, se ha titulado 'El agua en las Pitiusas. Todos somos responsables', un tema con "connotaciones políticas, económicas, sociales y ambientales", según ha admitido Garau.

La directora general se ha centrado en el coste del suministro del recurso, que se tendría que basar en la Directiva marco del agua, que establece las bases de una política comunitaria con el objetivo de que los países que forman parte de la Unión Europea dispongan en el futuro de agua de calidad para el abastecimiento urbano.

Esta directiva, según Garau, comporta un cambio de paradigma. "No se gestiona para satisfacer la demanda, sino para garantizar el uso del recurso en el futuro. Eso implica la protección de las aguas y de los ecosistemas que dependen de ellas y representa un esfuerzo técnico y económico considerable para conocer el medio y planificar con conciencia, en ciclos de seis años", ha dicho.

Garau ha recordado que actualmente "el precio del agua sólo recoge parte de los costes financieros y parece que éstos no se recuperan de acuerdo con la Directiva marco del agua". "Pagamos el tratamiento y la distribución, pero en el caso del suministro el precio no permite recuperar los costes, hecho que tiene incidencias ambientales: no estimula el consumo responsable y puede favorecer la sobreexplotación del recurso y dificultar la recuperación de su calidad natural", ha insistido.

Garau también ha explicado que, en el caso del saneamiento, el hecho de "no recuperar los costes dificulta el mantenimiento de las instalaciones" y también tiene efectos directos sobre el medio ambiente.

Además, ha recordado que las masas de agua con peor calidad coinciden con municipios con un precio bajo del agua, excepto en Sant Antoni de Portmany. Según ha dicho, si se comparan datos de 2006 a 2012 y otros años más recientes, se observa una ligera mejora, sobre todo en la zona norte (Santa Eulària des Riu, Sant Joan de Labritja y Sant Antoni de Portmany), mientras que en la zona sur (Sant Josep y Eivissa) aunque presentan una ligera mejora, la media de los niveles de cloruros todavía es superior a los 350 mg/l.

La directora general ha recordado que el precio del agua lo establecen los ayuntamientos, ya sea directamente con las tasas municipales o por medio de las tarifas del Gobierno a instancia de los consistorios, sin el control de la administración hidráulica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento