Grecia descarta supervivientes en el accidente de Egyptair: "No hay esperanza de hallar a nadie vivo"

El primer ministro egipcio Sherif Fathi habla a la prensa en el aeropuerto de El Cairo.
El primer ministro egipcio Sherif Fathi habla a la prensa en el aeropuerto de El Cairo.
GTRES
Un avión de Egyptair, con 66 personas a bordo, se ha estrellado en Grecia. La nave había salido de París y tenía como destino El Cairo. Las autoridades apuntan a que se pueda tratar de un atentado terrorista.

Un avión de Egyptair, con 66 personas a bordo, se ha estrellado en Grecia, según ha confirmado el presidente de Francia, François Hollande. La nave había salido de París y tenía como destino El Cairo. Las autoridades apuntan a que se pueda tratar de un atentado terrorista.

El vuelo MS804 de Egyptair, un Airbus A320 fabricado en 2003 y con 48.000 horas de vuelo. había desaparecido en torno a las 2.30 horas de este jueves —hora egipcia— de los sistemas de radar. Esta mañana, el presidente Hollande confirmó que la nave se había estrellado se ha estrellado en una zona al sur de la isla griega de Karpathos y la aerolínea afirmó a través de Twitter que se habían encontrado algunos restos en el mar Mediterráneo.

Sobre las causas del siniestro, solo ha apuntado que todavía "no se descarta ninguna hipótesis", añadiendo que el paradero de los restos del aparato es aún una incógnita. Francia está en contacto con las autoridades griegas y egipcias para enviar aviones y barcos que puedan participar en la búsqueda del aparato. La fiscalía gala ha anunciado en un comunicado el inicio de una investigación.

El Comité de Investigación de Accidentes de la Aviación Civil de Grecia ha descartado que haya supervivientes y desmintió que los restos encontrados al sur de Creta pertenezcan al aparato.

El director de ese comité, Azanásios Binis, dijo que "no hay esperanzas de encontrar a nadie vivo" y afirmó que "los restos hallados no son del avión de Egyptair, eso es seguro".

Por su parte, el ministro de Aviación egipcio, Sharif Fathi, dijo en una rueda de prensa que la posibilidad de que una acción terrorista esté detrás del siniestro es más elevada que la de un fallo técnico, pero que ambas son hipótesis en estos momentos.

"La situación puede apuntar, y digo puede porque no quiero irme a especulaciones o suposiciones como otros, pero si se analiza la situación adecuadamente, la posibilidad de que fuera una acción diferente o una acción terrorista es más elevada (que un fallo) técnico", dijo el ministro preguntado por la prensa sobre un posible problema del aparato.

Aún así, a lo largo de su comparecencia, el titular recalcó en varias ocasiones que hasta ahora solo hay "suposiciones" y que aún es pronto para saber por qué el desapareció de los radares esta madrugada.

Giros bruscos

Por su parte, el ministro de Defensa de Grecia, Panos Kamenos, ha afirmado que el avión realizó "giros bruscos" antes de desaparecer. El aparato habría caído en el mar al sur de la isla griega de Karpathos, aunque descendió, ya dentro del espacio aéreo egipcio, desde los 37.000 hasta los 15.000 pies. Es en esa zona donde se estarían llevando a cabo las labores de búsqueda.

De hecho, en esa zona se han encontrado al parecer dos grandes objetos de plástico que podrían pertenecer al aparato siniestrado. Los restos han sido localizados flotando a 230 millas de la isla griega de Creta.

Por la mañana, a través de su cuenta oficial de Twitter, la compañía indicó que una fuente interna había dado a conocer la desaparición del vuelo MS804, que salió de la capital francesa a las 23.09 horas y que se encontraba sobre el mar en su última posición conocida.

"Ha ocurrido a una altitud de 37.000 pies (unos 11.277 metros) y desapareció después de entrar en el espacio aéreo de Egipto, a unas 10 millas —unos 16 kilómetros—", ha explicado. El Ejército egipcio, por su parte, ha desmentido en un comunicado que una de sus unidades haya recibido una señal de emergencia de la aeronave, contradiciendo así a la aerolínea.

Incluyendo un niño, dos bebés, tres miembros de seguridad y siete miembros de la tripulación, iban a bordo un total de 66 personas, según la compañía, que ha anunciado que 15 pasajeros son franceses, 30 egipcios, dos iraquíes, uno británico, uno belga, un kuwaití, un sudanés, un saudí, un sudanés, un ciudadano de Chad,un argelino, un portugués y dos canadienses, estos tres últimos confirmados por los gobiernos de sus países.

El ministro español de Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, confirmó también que no hay ciudadanos españoles a bordo. Hollande subrayó su deber para que se sepa "todo lo que ha ocurrido" y reiteró que "cuando sepamos la verdad, tendremos que sacar todas las conclusiones". Por ahora, añadió, "tenemos que privilegiar nuestra solidaridad con las familias y la búsqueda de las causas de la catástrofe".

El Comité de Investigación de Accidentes de la Aviación Civil de Grecia descarto que haya supervivientes. Los equipos especiales de búsqueda y rescate de las fuerzas armadas egipcias están ya en el lugar seleccionado para la búsqueda. La aerolínea ha destacado que el comandante de la aeronave tiene 6.275 horas de vuelo, de las cuales 2.101 han sido en el mismo modelo (Airbus 320) y el copiloto acumulaba 2.766 horas.

La compañía proporciona a las familias los números de contacto gratuitos 080077770000 desde cualquier teléfono fijo dentro de Egipto y el número +202 25989320 desde fuera o desde cualquier móvil en Egipto.

Contacto con la torre de control de Atenas

Según ha explicado el ministro griego, el avión entró en el espacio aéreo griego a las 2.24 hora local (11.24 GMT).

Mantuvo el contacto con la torre de control de Atenas hasta las 2.48 h (11.48 GMT), donde la torre de control le indicó el trayecto que debía tomar hasta abandonar el espacio aéreo griego. El controlador afirmó que el comandante estaba alegre y le dio las gracias en griego.

A las 3.27 (00.27 GMT), la torre de control de Atenas trató de ponerse de nuevo en contacto con la aeronave para darle la salida hacia el espacio aéreo egipcio. A pesar de hacer varias llamadas, el controlador no recibió respuesta, tras lo cual dio la voz de alarma y la nave se dio como desaparecida, indicó Aviación Civil en un comunicado.

Kamenos precisó que la señal pidiendo rescate llegó a las 3.37 hora local (00.37 GMT) y que cuatro minutos mas tarde despegó un avión C-130 de las Fuerzas Aéreas para iniciar la operación de búsqueda.

Cooperación entre Francia y Egipto

El presidente de Francia, François Hollande, ha hablado con su homólogo egipcio, Abdel Fatah al Sissi, y "han decidido cooperar estrechamente para establecer cuanto antes las circunstancias de esta desaparición", ha indicado el Elíseo en un comunicado.

El primer ministro galo, Manuel Valls, ha añadido poco después que "no puede descartarse ninguna hipótesis sobre las causas de esta desaparición".

"Hay que ser prudente. El centro de crisis del Ministerio de Exteriores ha activado su célula para obtener la lista de pasajeros", ha agregado en la emisora RTL.

El jefe del Gobierno francés ha añadido que el aeropuerto parisino de Roissy, del que partió el avión, ha activado también su propia célula de crisis y ha puesto en marcha el proceso de acogida a las familias que acudan para tener informaciones.

En el mes de marzo un avión, también de Egyptair y que realizaba el trayecto entre Alejandría y El Cairo fue obligado a aterrizar en Chipre. El egipcio Seif Eldin Mustafa mantuvo en vilo a las autoridades tras amenazar en pleno vuelo con activar un cinturón de explosivos que resultó ser falso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento